Escucha esta nota aquí

Subaru contabilizó un beneficio neto atribuido de 152.600 millones de yenes (más de $us 1.440 millones) durante el ejercicio fiscal 2019-2020 -de abril de 2019 a marzo de este año-, un 7,9% más que en la precedente gestión, según datos publicados por la empresa, que ha eliminado sus previsiones para el año actual debido a la incertidumbre generada por el coronavirus, informó el portal Cinco Días.

El fabricante japonés registró una facturación de 3,34 billones de yenes (más de $us 31.575 millones), lo que supone un crecimiento del 6% con respecto a un año antes, tras vender 1,03 millones de vehículos, un 3,3% más.

Entre abril de 2019 y marzo del año actual, el beneficio operativo de la compañía automovilística alcanzó los 210.300 millones de yenes (más de $us 1.984 millones), un 15,7% de progresión en la comparativa interanual.

Para el año fiscal 2020/2021, que finaliza en marzo del año que viene, Subaru ha suprimido sus previsiones debido al impacto que está teniendo el Covid-19 sobre su negocio y explica que no está en disposición de hacer unas más ajustadas por la incertidumbre que está provocando la pandemia.