Escucha esta nota aquí

El economista Carlos Schlink lleva cuatro meses y medio como viceministro de Tesoro y Crédito Público. Desde esa cartera de Estado, Schlinck apoya la gestión de la política fiscal mediante la administración de planes y estrategias de endeudamiento público (interno y externo) a escala nacional. Asimismo, debe realizar una distribución eficiente de los recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) que permitan garantizar la estabilidad macroeconómica.

¿Cómo recibió el Tesoro?

El Gobierno anterior (MAS) sobregiró las cuentas del TGN; es decir, se gastó la plata de más de 590 entidades públicas, alrededor de Bs 18.500 millones. En febrero y abril de 2014, nosotros sacamos dos artículos en Dinero sobre este tema. Ahí hablamos de que el Tesoro estaba sobregirado y en noviembre de 2019 lo confirmamos. Se gastaron los recursos de las entidades públicas, entre ellas YPFB, los 20 ministerios, las entidades descentralizadas, empresas públicas estratégicas. Eso se heredó.

¿Y de la cuenta en dólares?

También se tenía un sobregiro de $us 200 millones, eso logramos corregirlo hasta marzo de 2020, pero la cuenta en Bolivianos, como es demasiada la deuda y fue creciendo desde 2006, costará mucho regularizar y restringir el gasto. Aparte de este sobregiro, lo que el Gobierno del MAS nos dejó como herencia es que a las empresas constructoras se les debe más de Bs 1.000 millones. Son obras que estaban en ejecución y que no se pagaban desde febrero y marzo de 2019 y lo mismo pasó con los combustibles; YPFB debía alrededor de Bs 3.500 millones. También la Unidad de Proyectos Especiales, que manejaba la Vicepresidencia, arrastra deudas desde enero y febrero de 2019 y algunas obras de 2018; que suman una deuda de Bs 1.400 millones.

Además, en el Fondo Nacional de Desarrollo Regional se tiene una demanda porque el Gobierno creó esa expectativa de Bs 3.000 millones y el Fondo de Inversión Productiva y Social, que financia proyectos como MiAgua, también tenía una deuda de alrededor de Bs 1.700 millones. Si se consolidan las deudas, son más de Bs 3.000 millones que el MAS dejó como herencia con el sector privado. Asimismo, está el Fondo Indígena con una deuda de Bs 1.500 millones; entonces, se cuantifican más de $us 3.000 millones.

¿Y cómo se llega a un sobregiro de $us 3.000 millones?

El sobregiro fue para cubrir esos compromisos políticos, obligados por el expresidente Evo Morales. Porque pagaban canchas, aeropuertos como el de Chapare, infraestructuras dispendiosas como la Casa del Pueblo, y otros. Se comprometió con el tren metropolitano más de $us 500 millones y se pagaron $us 300 millones con plata del TGN y de las entidades públicas. Claro que hay proyectos que fueron importantes para algunas localidades; sin embargo, los gastos más dispendiosos son los que provocaron el sobregiro.

¿Cómo y cuánto tiempo se tardará en corregir el sobregiro del Tesoro?

Se necesitan por lo menos cinco años para corregirlo y reducir el déficit fiscal, y obviamente este año habrá una recesión económica por el endeudamiento del Gobierno anterior, el sobregiro de la Cuenta Única del Tesoro y la crisis sanitaria que paralizó el país hace 65 días. Esta situación impacta en las recaudaciones del Estado, las actividades han parado, no se puede exigir mayores impuestos, y al contrario; se postergaron las cobranzas tributarias.

Además, habrá menos ingresos por la caída del precio del petróleo…

Sí, hay una reducción fuerte de ingresos. Entre enero y abril de 2020 con relación al mismo periodo de 2019 son Bs 3.000 millones menos que dejamos de percibir por efectos de la pandemia y porque nadie paga impuestos y habrá una caída por regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos a partir de mayo. El precio del petróleo afecta, pero se está recuperando vimos que ya roza los $us 37 el barril y el Presupuesto General del Estado fue calculado a $us 50. Ahora, lo que sí impacta más todavía es la caída en las nominaciones de Brasil y Argentina (menos volúmenes de exportación) Brasil demanda la tercera parte de lo que compraba.

¿Cuál es el nivel de la deuda interna y externa en Bolivia? ¿Es manejable?

La Comunidad Andina de Naciones (CAN) plantea un endeudamiento externo de alrededor del 50% del Producto Interno Bruto y estamos bordeando hoy un 27%. Son $us 11.600 millones y con las deudas que contraímos en el último tiempo que son alrededor $us 1.000 millones, no vamos a superar el 36%. Es un monto manejable y por ello es que el FMI es el primero en darnos un crédito, cuando se reestablecieron las relaciones. Luego, los otros organismos nos dieron crédito y tenemos Banco Mundial, CAF, BID y Francia. Estos recursos nos ayudarán a apuntalar y reactivar la economía. Hoy no podemos exigir más impuestos o que las empresas inviertan con sus propios recursos porque muchas están sin flujos, falta liquidez.