Escucha esta nota aquí

Si bien el coronavirus no discrimina a nadie, puede infectar a grandes y chicos, hombres y mujeres, ricos y pobres, aunque los más chicos tienen algunas ventajas. Su organismo es más fuerte, por la alimentación materna que han recibido pueden repeler a los virus. Sin embargo no están totalmente libres de contagios, pues un Covid-19 virulento puede llegar a atacarlos e infectarlos.

Por ello es que no se debe correr riesgo y los niños deben permanecer en sus casas en esta cuarentena, afirma el pediatra boliviano Fernando Saavedra. "Los chicos no tienen a qué salir a la calle en estos días, a no ser que vayan al médico, a sus vacunas o a algo muy urgente, acompañados de sus padres, y cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad, entre ellos el uso de barbijo. Sus actividades escolares las tienen que realizar online y las recreativas, que son muy importantes para ellos, en un sitio acondicionado en su casa", puntualizó este especialista en medicina infantil.



Explicó que la incidencia del coronavirus en los niños es baja, pues su sistema inmunológico está preparado para rechazarlo. Aún así, hay casos de Covid-19 en menores de edad. En esos casos, los virus han tenido que ser muy fuertes y es probable que el menor haya tenido problemas en su defensa orgánica.

A pesar de todo, es más seguro que un menor de edad contagiado tenga síntomas menos severos y que se recupere más rápido que un adulto.

¿Qué hacer?

Los niños no se cuidan solos, son sus padres o tutores quienes están a cargo de ellos en todo sentido. Entonces, se les debe explicar de manera fácil para que entiendan las actuales circunstancias que vive Bolivia y el mundo. Los argumentos expuestos de manera lúdica permiten a los menores entender la magnitud que afronta el país, manifestó el pediatra.

Los chicos son inteligentes, entienden cuando se les explica bien las cosas. Padres o responsables mayores tienen que contar la situación de excepción que el mundo está viviendo, pero aclarando que la pandemia terminará  y que se retornará a una nueva normalidad.

Si están en la casa, no deben usar barbijos. Lo que sí pueden hacer es reforzar la higiene, se les debe enseñar a lavarse bien las manos con agua y jabón,  a utilizar alcohol en gel luego de que hubieran tocado un objeto que no es muy común en sus vidas, o que hayan llegado de la calle. 

También se les debe acomodar un espacio en la casa para que jueguen. Las actividades lúdicas son importantes para ellos. Si no tienen patio o jardín, pueden armar sus espacios de juego en la sala o hasta en el dormitorio para que no se aburran.



Los niños se deben alimentar bien. Evitar las comidas chatarras y consumir verduras, frutas, lácteos, carnes ricas en minerales y proteínas. También se deben alejar de las bebidas azucaradas (gaseosas) y tomar jugos y abundante agua para tener el cuerpo siempre hidratado, informó el doctor Saavedra. 

Los padres no deben ser muy permisivos con sus hijos, ellos deben tener el control de todo y no dejarlos hacer lo que desean de manera caprichosa. Se les debe fomentar la lectura o actividades creativas, donde se incentive su inteligencia. La televisión debe tener un límite, lo mismo que los juegos en el celular. Todo lo que se le pida al chico tiene que ser explicado, pues necesita saber el porqué de las cosas que hace o que no hace.



Los mayores deben son el ejemplo a los chicos. Su comportamiento servirá de pauta para el pequeño. Por ello, los padres están en la obligación de practicar la paciencia y buen humor estos días de encierro. 

El diario español El Mundo explica que el cerebro de los niños es como una esponja, que absorbe todo lo que ve y pasa a su alrededor, bueno o malo. Por ello es que se les debe transmitir imágenes positivas, para que las asimile.

La frase 'quedate en casa', aplica también muy bien para los menores. Solo así evitaremos un posible contagio de coronavirus.