Escucha esta nota aquí

Con las puertas cerradas del Congreso que se niega a aprobar las diferentes líneas de créditos que necesita el país para enfrentar la emergencia sanitaria y económica por coronavirus, el Gobierno, según economistas consultados, cuenta con tres vías para acceder a recursos que van desde la emisión de bonos, el endeudamiento interno y el uso de fondos del Banco Central de Bolivia (BCB) para situaciones graves como la que actualmente vive el país.

Desde el 22 de marzo Bolivia está en estado de emergencia sanitaria por la presencia del Covid-19. La pandemia paralizó la economía del país y dejó al desnudo el precario sistema de salud boliviano. Ante este panorama el Gobierno gestionó créditos ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Del total de los créditos, el que más controversia genera es el de $us 327 millones ante el FMI. La operación, según la Asamblea, está condicionada a que el Estado devalúe la moneda nacional y a la reducción del gasto público.

El economista, Napoleón Pacheco, dijo que ante este escenario uno de los caminos para que el Ejecutivo obtenga recursos es la emisión de bonos en el mercado externo. El especialista recordó que incluso la Asamblea aprobó en el Presupuesto General del Estado (PGE) la emisión de $us 1.500 millones.

Ya existe esta autorización para que el Gobierno realice esta operación”, señaló Pacheco. Sin embargo, dijo que el riesgo crediticio de Bolivia será alto debido a que existen muchas dificultadas para las exportaciones y los plazos son más cortos. No tienen las ventajas de un crédito concesional que da el BID, el FMI, o el Banco Mundial. No veo otra salida”, sostuvo.

El también economista, Germán Molina, agregó que otra forma para la obtención de recursos es el endeudamiento interno, recurriendo a un crédito del Banco Central que puede financiar al Gobierno si tiene problemas de liquidez debido a la poca recaudación impositiva. Pero estos recursos deben devolverse hasta fin de año.

La tercera vía de financiamiento, según Molina, también es acudir al BCB que puede disponer de recursos para emergencias y calamidades naturales.

“Es otra fuente de financiamiento que tiene el Gobierno, estos recursos se pueden devolver cuando la situación económica mejore”, dijo Molina.

Explicó que ambos mecanismos están establecidos dentro de la Constitución Política del Estado (CPE).

Incluso, según Molina, debido al estado de emergencia nacional, el Gobierno puede usar hasta el 0,5% del presupuesto para paliar los problemas ocasionados por la pandemia.