Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) solicitó Bs 215 millones para las elecciones del 6 de septiembre y, paralelamente, requirió la aprobación de una ley que permita, de forma extraordinaria, eliminar la subvención a los partidos políticos y utilizar esos recursos para garantizar las condiciones de bioseguridad de todo el proceso eleccionario. Fue el presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, quien emitió el pronunciamiento.

“El costo global de la elección 2020 ascenderá a Bs 215 millones, por lo tanto, será un monto inferior a los anulados comicios de octubre de 2019, en aproximadamente 12%. El Órgano Electoral exhorta a que este presupuesto sea aprobado en los términos que sea remitido a la Asamblea Legislativa, pues ha sido fruto de un análisis minucioso que ha privilegiado la protección de la salud”, dice el documento oficial.

En la semana que concluye, candidatos presidenciales y autoridades políticas se pronunciaron en favor de suspender la subvención partidaria que asigna el Estado para la campaña electoral y que esos recursos vayan a reforzar la lucha contra el coronavirus. El TSE considera que es momento de desprendimiento de los partidos para garantizar una elección transparente y eficaz en mendo de la pandemia.

El Órgano Electoral solicitó a la Asamblea Legislativa que "se dejen sin efecto los artículos de la Ley de Organizaciones Políticas que contemplan la distribución de recursos públicos para que las candidaturas contraten propaganda en medios masivos de comunicación. Se trata de una situación extraordinaria, porque extraordinarios son estos tiempos”, señala otra parte del comunicado.

Voto en el exterior

Asimismo, la autoridad electoral explicó que se coordina con la Cancillería para que se adecuen los protocolos al voto en el exterior y, en este caso, también se realizará con las máximas seguridades y respetando las medidas que hayan implementado las autoridades de salud de cada país.

Sin embargo, queda por resolver el problema de los ciudadanos que llegaron desde fuera de las fronteras del país por razones de la pandemia. Según el informe de la Dirección de Migración, hasta el 2 de junio se contabilizaron 8.849 ingresos de ciudadanos bolivianos al país. A esta cifra se debe sumar la migración interna, muchas familias volvieron a reunirse en un solo espacio por efectos de la enfermedad y llevó a traslado de personas de una región a otra.

Estas personas deben volver a registrarse en el padrón electoral y el presidente del TSE dijo que para ese efecto se pide mayores recursos porque se debe garantizar la salud de los ciudadanos que vuelvan a registrarse.

Proyecto de ley

El diputado Remberto Calani (MAS) adelantó que presentó un anteproyecto de ley referido al registros de vot antes. Según su cálculo, son 50.000 personas que se desplazaron desde otros países y los que cambiaron de dirección. Mientras que el número de nuevos inscritos alcanzaría a los 70.000 electores.

El anteproyecto de ley fue presentado el viernes a la Cámara de Diputados. En esta semana que acaba, el presidente de esta instancia legislativa, Sergio Choque (MAS), adelantó que reanudarán las sesiones luego que concluyera el trabajo de fumigación en instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional.