Escucha esta nota aquí

Ivan Safronov
AFP
El arresto del periodista generó muestras de solidaridad hacia él.

Ivan Safronov llegó a ser asesor de comunicaciones del jefe de la Agencia Espacial Federal de Rusia, pero fue arrestado y acusado de traición.

La institución, conocida como Roscosmos, aseguró este martes que las presuntas actividades de espionaje de las que se acusa al detenido no se produjeron mientras trabajaba para ellos.

De acuerdo al Servicio Federal de Seguridad (FSB), el sospechoso realizó entregas de información para un país de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Safronov, que compareció ante un juez este martes, rechazó las acusaciones.

Periodista experimentado

Antes de trabajar para la Agencia Espacial, el detenido ejerció como periodista y realizó reportajes sobre temas militares para dos importantes diarios de negocios rusos: Kommersant y Vedomosti.

Este mismo martes, en otro operativo, la reportera Taisiya Bekbulatova también fue detenida después de que la policía allanara su apartamento, informó Kommersant.

El objetivo era interrogarla como testigo del caso de Safronov, agregó el medio.

Bekbulatova, jefa editora de la revista independiente de noticias Holod Media, es amiga de Safronov, según el reporte.

Arresto del periodista
Getty Images
El periodista arrestado investigaba temas militares en Rusia.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, negó que las labores informativas de Safronov estén relacionadas con su acusación de traición.

"Hasta donde sabemos, esto no está relacionado con su actividad periodística anterior de ninguna manera", señaló.

Agencia Espacial

Safronov se unió a Roscosmos como asesor de información del director general Dimitri Rogozin a mediados de mayo.

Después de su detención, la agencia señaló que decidió colaborar con los investigadores en sus consultas sobre las actividades del exasesor.

El periodista puede recibir una condena de hasta 20 años de cárcel si es declarado culpable.

A través de un comunicado, el FSB indicó que se sospecha que Safronov estuvo trabajando para los servicios de seguridad de un país no especificado de la OTAN.

"Reunió y pasó información clasificada sobre cooperación militar, técnica, defensa y seguridad de la Federación de Rusia", indicó la entidad.

En su comparecencia ante un tribunal, Safronov rechazó cualquier culpa e hizo prevalecer su derecho a permanecer en silencio, según la agencia de noticias Tass.

Mientras tanto, amigos y excolegas publicaron mensajes de apoyo en redes sociales al periodista.


Una acusación calificada de "absurda"

Análisis de Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Moscú

El periódico Kommersant, donde Ivan Safronov trabajó durante una década, calificó la acusación de traición contra él como "absurda" y lo describe como un patriota. Amigos y colegas exigen una investigación honesta y abierta.

Sin embargo, eso será difícil. La información precisa es notoriamente difícil de obtener en casos de espionaje, ya que los juicios se llevan a cabo a puerta cerrada e incluso los abogados defensores tienen prohibido compartir pruebas "clave".

El servicio de seguridad ruso, el FSB, también nombra a sus propios expertos para determinar qué constituye un secreto de estado, y cuestionar sus conclusiones es casi imposible.

Lo que es probable es que habrá un enfoque especialmente intenso en este caso.

Ivan Safronov es bien conocido en los círculos de periodistas de Moscú. Un joven que escribió sobre temas militares a menudo delicados.

Sus amigos lo describen como honesto, abierto y profesional, y hay una sensación de desconcierto y miedo aquí por su arresto.


Muestras de solidaridad

Safronov era bastante reconocido como reportero en asuntos militares y espaciales.

El proceso judicial en su contra comenzó en junio de 2019 por la supuesta divulgación de información que era considerada un secreto de estado.

Según los reportes locales, todo se originó con un artículo escrito por Safronov sobre dotaciones de aviones de combate Sukhoi Su-35 de Rusia a Egipto.

Aquel reportaje llegó a ser eliminado del sitio web de Kommersant, donde trabajaba el detenido.

Tras su despido, los trabajadores de la sección de política de ese periódico renunciaron como forma de protesta.

El padre de Safronov, también llamado Ivan, era un analista de temas militares frecuentemente citado en Kommersant.

Murió después de caerse del quinto piso de un edificio en Moscú en 2007.

En ese entonces, se encontraba investigando reclamos de ventas planificadas de armas rusas a Siria e Irán.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lWEnII1bIOQ

https://www.youtube.com/watch?v=ENrp-Q1SOhM

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8&t=139s