Escucha esta nota aquí

Rumeysa Gelgi recibe el reconocimiento como la mujer viva más alta del mundo
Guinness World Records / PA
Rumeysa Gelgi mide 2,15 metros.

Rumeysa Gelgi es una joven turca de 24 años que mide 2,15 metros y ha sido confirmada por el Libro Guinness de los Récords como la mujer más alta del mundo.

Gelgi sufre del síndrome de Weaver, una rara condición que acelera el crecimiento. A lo largo de los años ha sido víctima de prejuicios, pero dice que el reciente reconocimiento ha sido un motivo de orgullo porque la hace sentir especial.

"De niña tuve que lidiar con el acoso. No fue fácil desarrollar mi autoestima durante esos años. Pero lo cierto es que siempre sentí que era única gracias a la actitud positiva que mis padres me inculcaron", le dijo a la BBC.

A los 18 años, Gelgi ostentó el récord de la adolescente más alta del mundo.

Desde entonces ha utilizado su fama para crear conciencia pública sobre la vidas de personas con condiciones raras como la suya.

"Me siento muy orgullosa de ser especial. Nunca pensé que esto me fuera a ocurrir cuando era niña. Es más que un sueño realizado y estoy muy contenta de haber hecho de mi condición algo de lo que debo estar agradecida".

Síndrome de Weaver

Rumeysa Gelgi
PA Media

La extraordinaria estatura de Gelgi es causada por una muy rara mutación genética llamada síndrome de Weaver. Sólo se han descrito 50 casos como los de ella en la literatura médica.

Es un trastorno multisistémico caracterizado por la talla alta, una apariencia facial típica con hipertelorismo ocular (la distancia aumentada entre las pupilas), orejas grandes y carnosas y retrognatismo del mentón o sobremordida.

La condición también trae consigo serias discapacidades físicas como la escoliosis, falta de musculatura y problemas de equilibrio.

"Afecta mi movilidad, mi salud y mi apariencia. Básicamente todos los aspectos de mi vida", dijo Rumeysa Gelgi a la BBC.

Normalmente se desplaza en una silla de ruedas, pero ocasionalmente puede incorporarse y moverse por cortos períodos de tiempo con la ayuda de una caminador.

"Siempre he querido tener una vida independiente y lo más exitosa posible. Es difícil ser independiente debido a mi condición pero he tratado de vivir lo más independiente que puedo", explicó.

Rumeysa Gelgi en silla de ruedas al lado de su madre
Reuters
Gelgi generalmente se desplaza en silla de ruedas.

"Una inspiración"

Se describe como una programadora que acaba de completar su capacitación profesional y pronto empezará a trabajar con metas a "desarrollar una carrera exitosa".

"Cada desventaja puede ser transformada en una ventaja si te aceptas como eres, conoces tu potencial y lo haces lo mejor que puedes", dijo en una declaración publicada por el Libro Guinness.

Aunque reconoce que cuando la gente la mira fijamente puede sentirse incómoda, la mayoría de las personas la apoyan una vez la conocen.

Su mensaje es que "está bien sobresalir" y espera poder inspirar a otros a sentirse orgullosos de ser diferentes.

Curiosamente, el hombre actualmente más alto del mundo también viene de Turquía. Sultan Kösen mide 2 metros y 51 centímetros.

El Libro Guinness dijo que el hecho que el hombre y la mujer más altos vengan del mismo país es un "acontecimiento raro".

Gelgi dice ahora que está interesada en conocer a su contraparte masculina.

Craig Glenday, editor en jefe del Libro Guinness de los Récords dijo: "Es un honor de nuevo darle la bienvenida de Rumeysa al libro de récords".

"Su espíritu y orgullo indómitos para sobresalir de entre la multitud son una inspiración".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PR5cECLVsBs&t=15s

Comentarios