Escucha esta nota aquí

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) informó hoy que fiscaliza el plan nacional de contingencia por cenizas volcánicas, que activó la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) desde el viernes 19 de julio de 2019.

El plan surgió a raíz del comportamiento del volcán Ubinas (Moquegua, Perú) y la emisión de residuos que, por la dirección de los vientos, atravesaron el cielo de La Paz, Cochabamba e inclusive Santa Cruz.

Indica que la medida tiene el objetivo de "brindar información oportuna a los operadores aéreos (aerolíneas y aviación en general), operadores de aeropuertos, servicios de control de tránsito y otros, así como de garantizar la seguridad operacional dentro del espacio aéreo del territorio nacional".

Además, "muestra un esquema general de acción de respuesta para estas contingencias a través de las normas, procedimientos, información, que ayudan a la gestión segura y ordenada del tránsito aéreo" y también "establece lineamientos estandarizados para alertar a las aeronaves ante un evento de erupción volcánica y los procedimientos que se deberían seguir".

Se adelanta que hasta que no cesen las erupciones de cenizas volcánicas, el plan de contingencia estará activo.

El director de Navegación Aérea de la DGAC, Walter Olivera, sostuvo que "por el momento no se ha reportado ningún inconveniente en alguna aeronave ni aeródromo por las cenizas volcánicas y estamos en constante coordinación con AASANA para continuar ejecutando este plan de contingencia y brindar seguridad en las operaciones aéreas en el espacio aéreo boliviano".

Conoce más sobre el tema:

Comentarios