Escucha esta nota aquí

El reglamento de sanciones y multas por faltas electorales contempla que los partidos políticos puedan recibir penalidades por haber realizado compaña antes de lanzar la convocatoria para los comicios generales del 20 de octubre de 2019.

"Las organizaciones políticas que realicen campaña electoral y/o propaganda electoral con anterioridad a la publicación oficial de la convocatoria o dentro de los tres días antes del día de la votación serán sancionadas con una multa equivalente a: 50 salarios mínimos para partidos políticos, 40 salarios mínimos para agrupaciones ciudadanas y 30 salarios mínimos para organizaciones de las Naciones y Pueblos Indígenas Originarios Campesinos, vigente al momento de la comisión de la falta", detalla el inciso 'c' del artículo 8 del documento.

Ayer, el vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, dijo que "no compete a nosotros recibir denuncias de delitos electorales previos a la convocatoria, estas denuncias deben hacerse ante el Ministerio Público o ante la Contraloría General del Estado".

Además, la normativa establece una sanción para funcionarios públicos que "faciliten durante el periodo electoral uno o más bienes muebles y/o inmuebles públicos a organizaciones políticas", contemplando una multa equivalente al 80% de un salario mínimo vigente, que ahora llega a 2.122 bolivianos.

El MAS lanzó su campaña electoral el 18 de mayo en el aeropuerto de Chimoré (Cochabamba), nueve días antes de que se lance la convocatoria oficial para las elecciones de octubre. De concretarse la sanción, el oficialismo debería erogar más de 100.000 bolivianos.

Mientras que también circularon en medios televisivos spots de los candidatos de Comunidad Ciudadana y Bolivia dice No, aspectos que también serían considerados como propaganda anticipada a la convocatoria del TSE.

Conoce más sobre el tema: