Escucha esta nota aquí

El ataque que sufrieron efectivos de la Policía Boliviana, las Fuerzas Armadas (FFAA) y los trabajadores de la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA) en el ingreso al relleno sanitario de K’ara K’ara, zona sur de Cochabamba, dejó como saldo dos uniformados heridos y más de 15 motorizados destrozados.

“Hay dos elementos de la Policía Boliviana que han recibido pedradas y están policontusos, por eso hemos tenido que evacuar. Han lanzado piedras contra los carros y los efectivos. Es una gran cantidad de pobladores que se han juntado para realizar estos destrozos”, dijo el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa.

Los hechos se registraron a primeras horas de la mañana de este sábado, cuando unos 300 uniformados escoltaban una caravana de al menos 60 camiones cargados de basura, pero fueron sorprendidos por los denominados ‘autoconvocados’, que les lanzaron objetos contundentes y lograron ahuyentarlos.

“La Policía estaba escoltando el ingreso al relleno sanitario de K’ara K’ara,pero  han sido emboscados por comunarios, no son de esta zona sino de otras, que han causado graves daños a vehículos del Ejército y de la Policía (…) Estamos evaluando la situación para ver si volvemos a ingresar”, informó la autoridad.

Video que muestra los destrozos: 


Los nuevos hechos de violencia surgen por la detención de al menos ocho dirigentes del sector movilizado, tres de los cuales fueron trasladados a La Paz y cumplen detención preventiva. Todos son procesados por atentados contra la salud pública y terrorismo.

Mientras que los trabajadores de EMSA instan a buscar soluciones, debido a que al interior del relleno sanitario permanece el gerente técnico, sus compañeros y motorizados, que no pudieron salir cuando inició el bloqueo.

“Tenemos vehículos que fueron secuestrados, destrozados, y nuestro personal está adentro, secuestrado, ocultándose como puede, el gerente técnico también está adentro. Están bastante agredidos, protegiéndose como pueden. Hay 15 carros que han sido destrozados”, señaló Jaime Mamani, uno de los operadores del recojo de basura.