Soldados de regimientos militares ubicados en Chapare están desplegados en la carretera y en la población para hacer cumplir con la cuarentena por coronavirus. Mientras que los policías expulsados de Shinahota están resguardados en el cuartel de Umopar

El Deber logo
17 de abril de 2020, 22:33 PM
17 de abril de 2020, 22:33 PM

Efectivos militares realizan controles este viernes por la noche en Villa Tunari, en Chapare, para hacer cumplir la cuarentena por coronavirus, luego de que un contingente policial fuera expulsado con violencia ayer por la noche por pobladores de Shinahota. 

Los policías expulsados por segunda oportunidad en menos de seis meses, en represalia por la renuncia del expresidente Evo Morales en noviembre de 2019 tras el fraude electoral, están resguardados en instalaciones de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), mientras que los militares de regimientos de la zona realizan controles en la carretera y zonas de Villa Tunari, según el reporte de la periodista Shirley Canedo, del canal estatal Bolivia TV.

Tras la salida de los efectivos policiales, las agencias bancarias fueron cerradas, pese a que con el retorno de la Policía dos días antes se aprestaban para proceder con los pagos de los bonos por la emergencia sanitaria en el país