La autoridad estaba como delegada presidencial en Pando, pero pidió trasladarse a Santa Cruz. Insta a que empresarios y productores garanticen ayuda para esa región del país, afectada por la pandemia

El Deber logo
10 de abril de 2020, 9:56 AM
10 de abril de 2020, 9:56 AM

Llora ante la delicada situación que vive su ciudad. La ministra de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert, derramó algunas lágrimas la mañana de este viernes por la grave coyuntura que se vive en Montero (Santa Cruz), encapsulada por la propagación de casos de coronavirus.

Montero vive su segundo día de encapsulamiento debido al incremento en los casos positivos de Covid-19. Yo soy montereña y me duele ver a mi pueblo así”, dijo con la voz entrecortada Pinckert, mientras circulaba por las calles vacías de esa localidad.

La autoridad, delegada presidencial en Pando, solicitó a la presidenta Jeanine Áñez trasladarse a esa región del país, donde nació y vive, para ayudar a la población. Insta a que productores y empresarios ayuden con alimentos.

“Montero dio mucho, Montero dio todo a Santa Cruz y hoy necesitamos que nos apoyen (…) Necesitamos reunir la mayor cantidad de alimento para que la gente se quede en sus casas, porque la mayor cantidad de la gente vive del comercio informal”, dijo visiblemente emocionada.

Momento en el que se quiebra la autoridad:


Antes había anunciado que en las próximas horas párrocos locales realizarán una bendición a toda la ciudad en un helicóptero, por lo que pidió a la población salir a sus patios y confiar en que esta difícil situación pasará.

“Pide que la población salga con pañuelos blancos. Queremos que Dios haga su parte, que Dios nos va a curar y que esta pandemia va a parar”, dijo la ministra, solicitando a que la población cumpla el aislamiento para frenar la pandemia.

Hasta la víspera, Montero registró una segunda muerte por Covid-19 en menos de 24 horas. Una mujer embarazada y un maestro de 42 años perdieron la vida, mientras que los casos positivos subieron a 30.

Imágenes de la labor de los uniformados:

La ministra indicó que su presencia en Montero tiene que ver con la necesidad inmediata de hacerse cargo de la logística que no debe fallar, para que la fecha de apertura del hospital de tercer nivel de este municipio se cumpla. 

Desde el Gobierno se anunció que la infraestructura del nosocomio se entregará el 15 de abril, es decir, en cinco días más, para luego iniciar con el trabajo de implementación de equipos, camas y la dotación de los ítems para los médicos, enfermeras y trabajadores de salud.

“Ahora estoy coordinando con la empresa que está ejecutando la obra, para que cuente con todos los permisos necesarios para hacer viable el traslado de los técnicos que hay en Santa Cruz y puedan venir a terminar la obra”, manifestó.

Durante el recorrido comentó que, en el Hospital General de Montero hubo un paciente positivo para el Covid-19, que fue atendido en sala, razón por la cual contaminó a personal médico, por lo que hay algunos galenos aislados ante la sospecha de ser portadores del coronavirus. 

De igual forma, cuando pasaba por una cooperativa de agua, la ministra refirió que allí se detectó a dos jóvenes que dieron positivo al mal y que se analiza los contactos que pudieron haber tenido.  

También explicó que el Ministerio de Gobierno, a través de Dircabi, les entregó dos inmuebles incautados al narcotráfico, los mismos que serán acondicionados para servir como espacios de aislamiento para los pacientes con coronavirus.

Finalmente, la autoridad pidió solidaridad a los empresarios del Norte Integrado, para conseguir alimentos para entregarles a las familias más necesitadas de Montero y detalló que ya ha conseguido frejol y arroz, pero que necesita azúcar, soya y otros productos. "La mayoría de la gente vive del día a día. Agradezco a todos los amigos por su ayuda", manifestó.