Escucha esta nota aquí

La pandemia del nuevo coronavirus será probablemente "muy larga", advirtió este sábado la OMS, en medio de una intensa carrera por la búsqueda de vacuna contra el virus que golpea con fuerza a América Latina, cerca de superar los 200.000 muertos.

Seis meses después de declarar la emergencia internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que se "continúa evaluando en muy elevado el nivel de peligro global por el Covid-19".

"La duración de la pandemia de Covid-19 será seguramente muy larga", advirtió el comité de emergencia de la OMS, que se reúne desde el viernes en Ginebra.

El nuevo coronavirus ha matado a más de 680.000 personas en el mundo y ha infectado a más de 17,6 millones, según un balance de la AFP basado en fuentes oficiales.

América Latina y el Caribe es la región que registra el mayor número de casos de Covid-19 en el planeta, con 4,8 millones de contagios y más de 197.000 muertos.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia con más de 153.000 fallecidos y 4,5 millones de casos. 

Brasil registra ya casi 92.500 muertos y más de 2,6 millones de casos, el segundo más afectado en el mundo. Y México es ya el tercero con 46.688 muertos (424.637 casos), superando a Reino Unido (46.100 muertos y 303.181 casos).

El peligro de "aflojar" 

Mientras América Latina, Estados Unidos, Europa y otras regiones del mundo se hallan en recesiones económicas históricas, la OMS advirtió sobre "el peligro de que se afloje la respuesta en un contexto de presiones socioeconómicas".

La frontera de Estados Unidos ha estado cerrada a viajes no esenciales desde el 21 de marzo y permanecerá así hasta el 20 de agosto.

Medidas que también se aplican en otros países como Canadá, que anunció una nueva prórroga en el cierre de sus fronteras, excepto para los estadounidenses, hasta el 31 de agosto.

Y es que el virus no se ha detenido en ninguna parte. En el este de Asia, países que habían controlado la epidemia también atraviesan nuevos brotes preocupantes. La región japonesa de Okinawa declaró el estado de emergencia tras constatar una "propagación explosiva" del nuevo coronavirus, y Hong Kong abrió un hospital provisional pues desde julio están aumentando los casos.

Pero mientras algunos gobiernos están reinstaurando restricciones ante el temor a una segunda oleada epidémica, muchos se resisten y protestan, algunos por el golpe económico y otros por considerar que se les coartan sus libertades.

La batalla por la vacuna 

En plena búsqueda de una respuesta a la pandemia, numerosas empresas chinas lideran la carrera para desarrollar una inmunización a la enfermedad y Rusia fijó septiembre como fecha límite para lanzar su propia vacuna.

Pero el experto estadounidense en enfermedades infecciosas, Anthony Fauci, dijo que es poco probable que su país utilice una vacuna desarrollada por uno de estos países, donde los sistemas reguladores son más opacos que en Occidente.

"Las afirmaciones de que tienen una vacuna lista para distribuir antes de hacer las pruebas son, cuanto menos, problemáticas", dijo el viernes. 

Como parte de su proyecto "Operation Warp Speed", el Gobierno estadounidense pagará a los laboratorios Sanofi y GSK hasta 2.100 millones de dólares para desarrollar una vacuna contra el Covid-19, dijeron las farmacéuticas.