Escucha esta nota aquí

Durante los últimos meses, el Banco Central de Bolivia (BCB), adoptó al menos cinco medidas de política monetaria con el objetivo de mitigar el impacto de la pandemia del coronavirus en la economía nacional.

Así lo destacó este jueves, el presidente del ente emisor, Guillermo Aponte, durante la inauguración de 13vo Encuentro de Economistas de Bolivia que se realizará entre el jueves 13 y viernes 14 de agosto, en el que participó la presidenta Jeanine Áñez.

“Se tomaron medidas para respaldar las políticas económicas del Gobierno, con el fin de dar respuestas a la crisis sanitaria. Contribuimos a mantener la estabilidad del sistema financiero, a mejorar la liquidez en el mercado y a reducir la volatilidad, protegiendo las condiciones financieras necesarias para cumplir el objetivo de conservar la estabilidad de los precios”, manifestó Aponte.

En una síntesis, la autoridad dijo que el BCB compró bonos del Tesoro General de la Nación (TGN) en poder de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), con el objetivo de regular la tasa de interés y para aumentar la concesión de créditos, a través del sistema financiero y para ayudar a los ciudadanos y a las empresas, a tener acceso a los fondos que necesitan para afrontar la crisis.

“Esto contribuyó a estimular el gasto y la inversión a fin de respaldar el crecimiento de la economía”, manifestó.

Por otro lado, para mantener las condiciones de financiamiento favorables, el BCB mantuvo la oferta de títulos en el mercado de dinero y la tasa de interés de política monetaria, en niveles históricamente bajos, para que los costos de financiamiento sean reducidos.

Esta baja tasa de interés influyó en el costo de los préstamos e hizo que sea más fácil para los hogares y las empresas, obtener créditos y respaldar de esa manera el consumo y la inversión, según Aponte.

El presidente del BCB también señaló que para respaldar el acceso a créditos de las empresas y los hogares, la entidad emisora incrementó la cantidad de dinero y facilitó que el sistema financiero tenga fondos, con el objetivo específico de conceder financiamiento a los más afectados por la propagación del virus, incluidas las pequeñas y medianas empresas.

En coordinación con el Ministerio de Economía, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS), el BCB dio más flexibilidad a las instituciones financieras en los calendarios, plazos y procedimientos de supervisión, para que se concentren en conceder financiamiento.

Asimismo, aseguró que la liquidez obtenida por el sistema financiero, con recursos del BCB inclusive, a tasas de interés cero, se destina exclusivamente al crédito en condiciones favorables para ayudar a mitigar los efectos de la pandemia del Covid-19 en la economía de las familias y las empresas.

Políticas económicas

En su intervención, la presidenta Áñez, hizo un sumario de las políticas adoptadas desde hace cinco meses en el país y contó a la audiencia del encuentro de economistas, donde participan virtualmente unas 7.000 personas, de la aprobación de los bonos Familia, Canasta familiar, Universal y el pago adelantado del aguinaldo de la Renta Dignidad.

“Hoy puedo decir que el sacrificio y los logros en la lucha por salvar tantas vidas y por cuidar la salud de las familias bolivianas en todo el país, ha sido un sacrificio de todos. Más allá de cualquier diferencia, los bolivianos hemos tenido y tendremos una causa común: la lucha contra el virus y la lucha por la salud. Estoy orgullosa de todo lo que hemos hecho todos los bolivianos en esta lucha tan difícil por la vida y la salud”, expresó.

Destacó también que en su gestión, logró aplicar los programas de empleo, créditos, la rebaja de las tarifas de los servicios básicos y el equipamiento de hospitales y del sistema de salud.

"El programa de créditos, busca impulsar la producción y la economía en todo el país y crear un ambiente adecuado para generar trabajo en beneficio de todos los bolivianos. Para sostener todas estas políticas, hemos gestionado préstamos internacionales por $us 1.700 millones, un monto equivalente al 4,2% del Producto Interno Bruto (PIB)", expresó.