Escucha esta nota aquí

El coronavirus también cambia la forma en la que las personas se comunican. El crecimiento de las plataformas virtuales es una muestra de ello y el caso de la app de videoconferencias Zoom es el ejemplo principal. Desde finales de diciembre a la fecha, la firma mostró un crecimiento del 136%, lo que significa que sus acciones han duplicado su precio y su capitalización bursátil aumentó de $us 18.800 millones a $us 44.500 millones (un valor superior al de Twitter que alcanza los $us 20.000 millones).

Una comparativa reseñada por el sitio El Economista muestra que Zoom Video Communications llegó a estar por encima (en valor bursátil) de compañías como Uber ($us 44.500 millones), la cadena hotelera Marriott ($us 24.200 millones), también a Southwest ($us 28.400 millones) o Carnival, cuyo valor en Bolsa se desplomó hasta los $us 7.800 millones.

La plataforma analítica Sensor Tower registró subidas en el número de descargas de aplicaciones móviles  usados en el teletrabajo, entre ellas la de Zoom, que ha experimentado un crecimiento de descargas del 109%.

Según Infobae, la app tiene 12,92 millones de usuarios activos mensuales, un aumento del 21% desde fines de 2019. Algunos usan la opción gratuita, que limita la charla a 40 minutos y no se puede grabar. También hay una versión Pro, para las empresas, y con opciones de almacenamiento en la nube. "La mitad de las compañías de la lista Fortune 500 usan la aplicación para sus comunicaciones", muestra el reporte de Infobae (apoyado en datos de Bernstein).

Y es que la app no solo es tomada para reuniones virtuales entre amigos o familias, sino que es el sector empresarial quien se ha encargado de dinamizar a la compañía. Bolivia no es la excepción ya que desde diferentes sectores echan mano a esta herramienta, principalmente en labores administrativas. El mismo caso es el de centros académicos y universidades.

La BBC expuso que, de acuerdo a algunos de sus usuarios, la simplicidad y rapidez de Zoom para organizar reuniones es uno de sus puntos más fuertes. Además, señalan el gran número de funciones que permite su versión gratuita, pudiendo aglutinar hasta 100 usuarios al mismo tiempo.

La historia del líder de Zoom

Hace tres décadas, luego de escuchar un discurso del fundador de Microsoft, Bill Gates, sobre internet, Eric Yuan decidió que quería formar parte del auge de las 'puntocom' de Silicon Valley. Pero el empresario chino se encontró con un obstáculo: el Gobierno de EEUU le negó ocho veces su solicitud de visa.

Hasta que lo logró. Se mudó al país norteamericano a mediados de los años 90. En 1997 comenzó a trabajar en WebEx, una empresa de videoconferencias corporativas que compró Cisco en 2007. En el gigante de los equipos de redes, Yuan llegó a ser vicepresidente de ingeniería, según Infobae.

Sin embargo, en su momento el propio Yuan se dio cuenta de que no era feliz. Abandonar su cargo ejecutivo era la única manera de crear un producto de la manera que imaginaba. Abandonó Ciscodesarrolló su propia plataforma de software de videoconferencia. "El propósito de la vida es buscar la felicidad y yo no estaba feliz, entonces, ¿cuál era el riesgo?", contó en una entrevista a la cadena CNBC. En 2011 fundó Zoom.


Hoy el ejecutivo es consciente de la relevancia de su creación y a través de su blog sostuvo que la creciente epidemia amplió su visión sobre lo que significa ser un proveedor de tecnología de comunicaciones de video en tiempos de necesidad.

"Sé que muchas organizaciones están lidiando con la forma de mantener la continuidad del negocio y mantener a los empleados comprometidos en medio de la amenaza del virus, y me veo obligado a ayudar a cualquiera que lo necesite”, escribió en su blog personal.

Comentarios