Escucha esta nota aquí

Después de que el Gobierno aprobara y reglamentara el Plan de Emergencia de Apoyo al Empleo y Estabilidad Laboral, las entidades financieras privadas tienen en marcha sus estrategias para iniciar la otorgación de créditos al empresariado para que pueda cumplir con sus obligaciones enfocadas en el capital humano (pago de salarios).

De acuerdo con la normativa, el monto para los créditos alcanza al equivalente de dos salarios mínimos nacionales por cada trabajador que aporta a la AFP y que está inscrito en la planilla de la empresa (por un máximo de dos meses), es decir, hasta un monto de Bs 8.488Los plazos del beneficio pueden extenderse hasta los 18 meses, incluidos seis meses de gracia, de acuerdo con la reglamentación del Ministerio de Economía.

Desde la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) reflejaron que los préstamos tienen el objetivo de brindar un alivio a las empresas que, como efecto de las medidas de aislamiento social, tengan problemas a la hora de cumplir con sus obligaciones con sus trabajadores.

La tasa de interés será del 3,73% anual. Los prestatarios que obtengan créditos del plan, serán aquellos que no cuenten con créditos o tengan créditos vigentes al 29 de febrero de 2020 en las categorías de riesgo A, B y C.

Las empresas tendrán la obligación de presentar la última planilla de pago de aportes a las AFP, acompañada de una declaración jurada que respalde la veracidad de la información.

“La banca privada acompaña los esfuerzos del Gobierno por mantener a flote al sector productivo en estos momentos tan difíciles. Sabemos que es importante mantener funcionando a las empresas y garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores, por eso las entidades financieras asociadas a Asoban vienen preparándose para otorgar estos beneficios a los empresarios”, sostuvo el secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos.

Entidades financieras como el Banco Mercantil Santa Cruz (BMSC), el Banco Económico o el Banco Fassil ya tienen en marcha sus estrategias de comunicación y promoción de esta iniciativa que guarda las mismas características.

“Hoy más que nunca es fundamental proteger el empleo, que será el motor que necesitaremos para que la rueda de la economía vuelva a funcionar. Como banco, estamos comprometidos con esta misión y nos adherimos 100% al plan de empleo y pondremos nuestro mejor esfuerzo para hacer que estos fondos lleguen a las empresas bolivianas”, sostuvo Sergio Asbún, gerente general del Banco Económico, empresa que denominó a esta iniciativa como 'Plan Aliados'.

Vale recordar que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) ha comunicado que las entidades financieras deberán realizar el seguimiento regular que hacen a cualquier operación de crédito, así como la gestión de riesgo crediticio mientras dure el programa.