Escucha esta nota aquí

Esta es una buena noticia para los amantes del séptimo arte. Las salas de cine quieren reabrir sus puertas al público, después de cinco meses de haber estado inactivos, y volverán a funcionar, pero solo con un 30% de su capacidad, en días y horarios establecidos por las normas del Gobierno Municipal con respecto a la cuarentena dinámica.

Hernán Moreno, presidente nacional de la Cámara de Empresarios Cinematográficos de Bolivia, dijo que en los últimos dos meses se trabajó en los protocolos de bioseguridad, los mismos que han sido aprobados por el Gobierno Municipal.

"Estamos esperando que se defina la fecha; estamos a la espera de que salga la instructiva del Gobierno Municipal, ya se hizo la inspección para corroborar y validar lo establecido en los protocolos de bioseguridad", sostuvo Moreno y agregó que los empresarios han hecho inversiones importantes para implementar las medidas de protección y seguridad para garantizar la salud de los asistentes a los cines.

Entre las medidas de protección para evitar el contagio del coronavirus están el uso de alcohol en gel, la obligatoriedad de llevar el barbijo, equipos de bioseguridad para los empleados de las salas de cine que brindan el servicio y que controlarán el cumplimientos de las normas de seguridad y protección, renovación constante del aire que circule en el interior de cada sala de cine, distanciamiento social de los asistentes entre un metro y medio y un metro ochenta, dependiendo el tamaño de la sala y el ancho de las butacas.

Además, si son asistentes de un mismo grupo familiar y que vivan en la misma casa (se pedirá identificación) podrán sentarse juntos, caso contrario, deben respetar el distanciamiento establecido en la norma de protocolo. "La idea es evitar el contagio. Hemos quedado solo los que vivan en un mismo recinto", remarcó Moreno.

A decir del presidente de la Cámara de Empresarios Cinematográficos, por el momento podrán operar de lunes a viernes y en los horarios establecidos por la comuna; sin embargo, se ha pedido a la alcaldesa interina, Angélica Sosa que se les permita funcionar los fines de semana en horario diurno, aclarando que los que acudan no lo podrán hacer en vehículos, sino a pie.

Con respecto a las salas de cine de Cochabamba y La Paz, todavía no se prevé su apertura, dada que las condiciones de crisis sanitaria que enfrentan ambas ciudades capitales de dichos departamentos.

Por su parte, Alejandro Borda, gerente de Cinemark, indicó que este viernes se realizó la inspección a dicha sala con miras a validar las normas de bioseguridad implementadas para volver a operar. Los asistentes podrán adquirir sus entradas vía online y comprar sus aperitivos usando sus tarjetas de débito y de crédito. Ambos se mostraron satisfechos por lo avanzado con el Gobierno Municipal, ya que llevan cinco meses con sus puertas cerradas.

Consultado al respecto, Emiliano Cronenbold, secretario de Planificación de la Alcaldía Municipal de Santa Cruz, dijo que todavía no fue autorizada la apertura de los cines.

Comentarios