Escucha esta nota aquí

La Federación de Asociaciones Municipales (FAM Bolivia) pide al Gobierno que se restituyan los recursos que no estén comprometidos en el Fondo para la Inversión, Exploración y Explotación de Hidrocarburos (Fpieeh) y así viabilizar la atención a las áreas afectadas por la emergencia sanitaria.

El reclamo nace después de conocerse que el Banco Central de Bolivia (BCB) certificó que existen $us 516 millones de aportes en el  Fpieeh y que son parte del 12% de recursos confiscados a gobiernos subnacionales por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Según el presidente de FAM Bolivia, Álvaro Ruiz, a los gobiernos subnacionales y universidades públicas les correspondería el 50% de tales recursos, un estimado de $us 258 millones.

El restante 50%, debe ser repartido a otras esferas e iniciativas del Estado como el Fondo Indígena y la Renta Dignidad, entre otros.

"Entendemos que la Asamblea teniendo conocimiento de este informe (del BCB) debería apoyar a los gobiernos subnacionales, aunque no se tuviera un informe del Ministerio de Economía. Por eso, pedimos que se devuelvan los recursos que no estuvieran comprometidos", expresó Ruiz.

El dirigente resaltó que, con la información remitida por el BCB, no habría excusas para cuestionar si hay o no recursos para los gobiernos subnacionales, pero enfatizó que hay que determinar qué porcentajes de recursos no están comprometidos.

Pliego petitorio

Del mismo modo, desde FAM Bolivia también piden celeridad al pliego petitorio que fue expuesto a las autoridades nacionales en el que se solicita, entre otras demandas, la creación de un fondo de compensación económica.

Este pedido nace a raíz del desplome de ingresos por coparticipación tributaria. Según lo expuesto por Ruiz, de enero a abril, se registra un déficit de Bs 927 millones  y mientras dure la emergencia se proyecta una caída por un valor de Bs 2.800 millones.

Desde FAM Bolivia y otras entidades que engloban a los gobiernos municipales, esperan que el Gobierno preste atención a estas solicitudes, caso contrario no se descarta que inicien huelgas de hambre o bloqueos a escala nacional para la semana entrante.