Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara Boliviana del Transporte Nacional e Internacional, Alfredo Borja, advirtió que el abastecimiento discontinuo de diésel desde hace varios días en las estaciones de servicios, principalmente de Oruro y Potosí, está condicionando y demorando la movilización de carga de exportación e importación que sale e ingresa a Bolivia, desde puertos chilenos y peruanos.​

Hizo notar que el congestionamiento de unidades de transporte pesado en los surtidores es notorio, cuyo impacto trasciende en la demora promedio de entre seis y siete horas el destino de la carga. Confesó desconocer los motivos de la falta de diésel e hizo notar que el sector cursó una nota oficial a las estatal petrolera para que les explique los motivos y que esperan hasta el lunes tener una versión institucional al respecto.

Hizo notar que, por día, por Tambo Quemado y Pisiga, frontera con Chile, circulan 450 y 200 camiones, respectivamente, con carga de exportación e importación; y que, por Desaguadero, paso de frontera con Perú, se movilizan de 250 a 300 camiones. “Entenderán el norme perjuicio que está acarreando la falta de diésel al comercio internacional de y hacia Bolivia”, anotó Borja.

Marcelo Cruz, presidente de la Asociación del Transporte Internacional (Asociatrin), expuso que la falta de diésel data de una semana, pero que en los último tres días el problema se agudizó y ahora los camiones tardan hasta dos días en las filas de los surtidores para cargar el combustible

“La mayor dificultad es la rotación de los camiones y la entrega en los plazos establecidos de la carga en los puntos de destino”, afirmó Cruz, al dar cuenta que en este momento el sector está en pleno auge de exportación, principalmente, de soya y sus derivados y minerales.

Desde El Alto, citado en Pagine Siete, los choferes indicaron que en esta urbe ya se siente la falta del combustible, motivo por el cual la mañana de este sábado algunos puntos de distribución amanecieron con largas filas. Propietarios de surtidores consultados, conjeturan que el barco que trae el combustible no llegó al puerto para poder cargar las cisternas que están en Chile.

Reinaldo Gutiérrez, presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio de Combustibles Derivados de Hidrocarburos y Combustibles en General (Asosur Oruro), explicó que trabajan en coordinación con la estatal YPFB y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) porque el sector registra "muchos percances" en el tema de los despachos de producto (combustible) por retrasos de los camiones cisternas. 

Con información provista del ente regulador, a decir de Gutiérrez, los motivos son atribuidos al mantenimiento de las plantas de almacenamiento de combustible y dificultades en el despacho en las fronteras.   


Comentarios