Escucha esta nota aquí

El colectivo Bolivia Libre de Transgénicos con el aporte de investigadores de distintos países informaron que el uso de semillas transgénicas representa un grave riesgo para la salud humana, acelera la erosión de la biodiversidad y daña al medioambiente por el uso intensivo de plaguicidas.

María Lohman, integrante de dicha plataforma, explicó que los decretos 4232/20 y 4238/20 son una amenaza para las semillas nativas de Bolivia, particularmente sobre variedades autóctonas de maíz.

Lohman sostuvo que al optar por los transgénicos generará un aumento en el uso de plaguicidas que tendrá un efecto negativo en la salud pública y comunitaria, así como en la calidad ambiental. 

Por lo que a partir de una carta dirigida a Jeanine Áñez, presidenta del país y a los integrantes del Comité de Bioseguridad de Bolivia, la organización detalla 14 posibles efectos negativos por el uso de alimentos genéticamente modificados.

1. Deterioro de la salud de niños y adultos.

2. Deterioro de la ganadería a medida que los cereales transgénicos invaden y contaminan el suministro de alimentos.

3. Pérdida de diversidad.

4. Aumento masivo del uso de plaguicidas debido a la aparición y rápida propagación de la resistencia de las malezas al glifosato y otros herbicidas relacionados con variedades de cultivos transgénicos.

 5. Reducción significativa del contenido de nutrientes y micronutrientes en los alimentos, impulsadas por la disminución y deterioro de la calidad de la proteína en el maíz y la soya

 6. Erosión de la diversidad de semilla.

7. Pérdida de la salud del suelo, que conduce a una mayor dependencia de los agroquímicos y variabilidad extrema en el rendimiento de los cultivos, con lluvias inadecuadas.

8. Disminución de la salud física de los trabajadores agrícolas, aumentando la frecuencia de varias enfermedades crónicas y problemas de salud mental, incluido el suicidio.

9. Colusión y engaño por parte de la industria con respecto a la salud, inocuidad e impactos ambientales de los “paquetes de tecnología” de organismos genéticamente modificados.

10. Círculo vicioso en el que caen los agricultores por la creciente dependencia a los herbicidas, debido al número de malezas resistentes que generan.

11. Contaminación del suelo, el agua y el aire en todo el país.

12. Aumento de los costos de producción agrícola, junto con rendimientos de cultivos más bajos y erráticos, que socava la viabilidad de los agricultores y provocará una pérdida sustancial de ingresos de exportación e ingresos tributarios.

13. Contaminación de cultivos no modificados genéticamente y parientes silvestres a través del viento y los animales.

14. Control de las prácticas agrícolas por parte de empresas desarrolladoras de semillas, a través de la prohibición de almacenar semillas y la inundación de los mercados con semillas transgénicas.