Escucha esta nota aquí

El margen financiero, regido por tasas controladas, “se está contrayendo de una forma muy importante” y eso es algo que “preocupa al sistema” por las dificultades que tienen los bancos en captar fondos ante un lento crecimiento de las cajas de ahorro y cuentas corrientes, dijo Marcelo Trigo, expresidente de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), durante el seminario virtual ‘Inside LatAm: Bolivia’, organizado por la calificadora Moody’s.

Mencionó que hasta marzo ha habido un pequeño crecimiento de la liquidez que puede deberse a que la cartera de créditos de la banca ha crecido menos y por operaciones concentradas en el corto plazo como los depósitos a plazo fijo.

Uno de los desafíos más importantes de la banca boliviana es la mora crediticia condicionada por el diferimiento de cuotas y el periodo de gracia que se ha concedido a los acreedores de créditos debido a la pandemia y por lo que esos efectos comenzarán a advertirse en el segundo semestre, consideró el ejecutivo.

Trigo señaló que la mora crediticia tiene efectos sobre las ‘energías’ de la banca que podrían concentrarse en ese problema en vez de atender cuestiones como el crecimiento, además del nivel de las utilidades de la banca que repercuten en la generación de nuevos créditos.

Esto último está relacionado con la cuestión de la liquidez, puesto que sin ella “no hay materia prima” para los créditos, por lo que enfatizó en que esta sea una ‘liquidez estructural’ que no esté puesta en el corto plazo.

En la cita virtual también participó Rodrigo Bedoya, presidente de la Asociación Boliviana de Aseguradoras, quien advirtió que en tanto las actividades de las inversiones, tanto estatales y privadas, no se reactiven el decrecimiento del mercado asegurador puede ser muy pronunciado.

Bedoya, que también lidera la compañía La Boliviana Ciacruz, señaló que las condiciones de la pandemia en Bolivia han hecho que los accionistas de las compañías de seguros bolivianas tomen acciones por la estabilidad de esas empresas adoptando en algunos casos “ajustes a nivel técnico o a nivel de políticas de suscripción”.

Para William Foster, vicepresidente y director de crédito de Moodys Sovereign Risk Group en Nueva York, Bolivia debe consolidar la posición fiscal y diversificar la economía para disminuir la dependencia de los hidrocarburos.

Sanidad, fundamental

“La crisis sanitaria continúa siendo compleja y desafiante en el mundo entero (…) y es la estabilización sostenida de la pandemia, inclusive en Bolivia, lo que va a permitir la reactivación gradual de la producción, el comercio y la venta de servicios”, aseguró el vicepresidente sénior y oficial de Crédito Grupal de la calificadora Moodys, Gersan Zurita.

Trigo coincide con Zurita al indicar que el tema sanitario es la base para todo y dependiendo de que no existan más olas de contagio y se acelere la vacunación en Bolivia es posible que haya mejores números.


Comentarios