Escucha esta nota aquí

Lo que no lograron los políticos lo hicieron los agricultores de oriente y occidente del país. Este lunes la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) selló un acuerdo con productores de la zona de Achacachi, conocidos a escala nacional, como los 'ponchos Rojos'. 

De forma concreta la CAO se comprometió a realizar la transferencia tecnológica con el Instituto Tecnológico Jach'a Omasuyos de Achacachi. El convenio permitirá a estudiantes de este instituto realizar pasantías en las diferentes instituciones y empresas que conforman la entidad empresarial.

La CAO también se comprometió a realizar el asesoramiento a los productores de Achacachi. El objetivo es fortalecer la actividad agrícola en esta región para evitar el éxodo de jóvenes a los centros urbanos.

Este acuerdo se selló no solo con la firma de un documento, sino con una forma más simbólica, los directivos de la CAO recibieron los tradicionales ponchos rojos, de manos de los dirigentes de campesinos que lucieron sobreros de sao en este acto.

“Ahora eres un poncho rojo más", le dijeron los campesinos productores de Achacachi a Óscar Mario Justiniano, presidente de la CAO, según reporte de la red Unitel.

Luego la delegación de empresarios se fundió en un abrazo con los ponchos rojos dejando imágenes que están dando vuelto en todo el país.

No es para menos. Por años, dirigentes políticos caldearon los ánimos tanto en oriente y occidente con posturas radicales.

De lado de occidente se cuestionaba a los productores cruceños y más de una figura política, incluso se trató de enemigos y extranjeros a los de la región oriental. El mismo discurso no era más amistoso desde Santa Cruz, en donde incluso se temía a los 'ponchos rojos'.

Hoy esas posturas parecen haber sido limadas. Los empresarios cruceños, a la cabeza de Justiniano, indicaron que la zona andina tiene alto potencial para la producción de alimentos y se comprometió a brindar asesoramiento a los productores de Achacachi.

Aseguró que uno de los objetivos de su gestión es fortalecer los lazos con "los hermanos" productores de todo el país, para lograr la soberanía alimentaria. 

Mientras que los ponchos rojos indicaron que siempre han valorado el empuje oriental y se mostraron abiertos a intercambiar conocimientos.

El encuentro marca el comienzo de capítulo pendiente en el país; el de la complementariedad. Este hecho es un buen inicio.

Comentarios