Escucha esta nota aquí

El paquete de medidas económicas dictadas por el Gobierno exigirá un desembolso mínimo de Bs 5.993 millones para atender las necesidades de las familias y grupos vulnerables. Este monto es la suma total de cinco iniciativas (una de ella enfocada en las empresas), que ya fueron puestas en marcha de la mano de entidades financieras y cooperativas.

Canasta Familiar: Bs 430 millones

La primera es la Canasta Familiar, un bono de Bs 400 que es cobrado por personas de la tercera edad que se benefician de la Renta Dignidad y que no perciben otra renta o jubilación; madres que reciben el bono Juana Azurduy y personas con capacidades especiales. Para ellos, existe un fondo de Bs 430 millones que beneficiará a más de un millón de personas.

Bono Familia: Bs 1.574 millones (aproximadamente)

En primera instancia estaba previsto para beneficiar a cada estudiante de nivel inicial (prekínder y kínder), primaria y secundaria de los establecimientos fiscales y de convenio. No obstante, en los últimos días, la medida incluyó a estudiantes de colegios particulares y centros de educación alternativa. 

Esto hace un universo de 3.147.905 personas en edad escolar, quienes percibirán un pago único de Bs 500. Al Estado le significará un desembolso de Bs 1.574 millones aproximadamente.

Servicios básicos: Bs 490 millones

Las facturas de abril, mayo y junio por consumo de energía eléctrica tendrán un descuento. El Estado pagará el 100% del consumo de energía eléctrica a los domicilios que consuman menos de Bs 120 en energía; el 50% para importes mayores a Bs 120 y menores o igual a Bs 300; el descuento del 30% para importes mayores a Bs 500 y menores o igual a Bs 1.000; el descuento del 20% para importes mayores a Bs 1.000.


Asimismo, el Gobierno asumirá el 50% del consumo de agua potable de la categoría domiciliaria al igual que el 50% del consumo de gas domiciliario de los meses de marzo, abril y mayo, según el Ministerio de Economía.

Estas medidas beneficiarán a 2,6 millones de hogares. Para ello se requerirá una inversión de Bs 430 millones.

Bono Universal: Bs 2.000 millones

Esta medida incluye a los ciudadanos que no reciben ninguno de los dos anteriores bonos (Canasta Familiar y Bono Familia) y que tampoco reciben ninguna renta del Estado, ni salario público ni privado. 

Beneficiará a cerca de cuatro millones de personas de 18 años cumplidos y menores de 60. Se pagará a partir del 30 de abril. Será un solo pago de Bs 500 y, según los cálculos, se destinarán Bs 2.000 millones.

Programa de alivio financiero: Bs 1.500 millones

Consiste en la activación de créditos blandos para que las empresas  puedan sustentar el pago de salarios a sus trabajadores y así evitar despidos. Para ello, los empleadores podrán obtener durante dos meses un valor de Bs 4.244 por cada empleado que tengan en planilla.

La medida se enfoca principalmente a las micro, pequeñas y medianas empresas (cerca de 720.000 unidades productivas). Se activará un fondo de Bs 1.500 millones para otorgar estos créditos que tendrán un plazo de pago de hasta cinco años, según el Gobierno.

¿Y de dónde sale el dinero?

Según el ministro de Economía, José Luis Parada, los fondos para estas iniciativas son, en parte, producto del ahorro readecuación de proyectos, principalmente lo que mostraban tintes políticos. Agregó que, para tranquilidad de la población, el dinero está garantizado para todos los beneficiarios.

Asimismo, desde el Gobierno anunciaron que se está acudiendo al Banco Mundialpara que estos organismos pueda canalizar ayudas y financiar el Bono Familia y el Bono Universal (se podría cubrir hasta el 50% de los recursos sin condicionamientos de ningún tipo). Otros países también están solicitando a estos entes a los que se suman el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fonplata y la CAF-Banco de Desarrollo de las Américas.

Parada aclaró que no se prevé que haya duplicaciones en el pago de bonos, es decir, que una persona no puede percibir más de dos bonos al mismo tiempo. Para ellos están cruzando información y datos de los beneficiarios. 

Por otro lado, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, manifestó que la emergencia sanitaria conllevó a una menor importación de combustibles, lo que generó un ahorro (en tres meses) de $us 300 millones (cerca de Bs 2.070 millones), los cuales también están destinados al pago de los bonos estipulados en el paquete de medidas económicas. 


Comentarios