Escucha esta nota aquí

Hasta el 37,2% de los bolivianos sufre pobreza y un 12,9% se encuentra en condición de pobreza extrema, según los datos actualizados revelados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La entidad actualizó los datos de canasta básica de alimentos y las líneas de pobreza y pobreza extrema luego de 30 años, según Rubén Aguilar, director ejecutivo del INE.

Bajo la nueva actualización de líneas de pobreza extrema y pobreza, las cifras muestran que en los últimos cuatro años se habrían incrementado tanto en área urbana como en la rural.

El funcionario explicó que la medida son el resultado de un amplio debate entre las entidades públicas encargadas
de ejecutar políticas económicas e instituciones académicas.

Aguilar mencionó que por razones distintas a la técnica, el INE rezagó la actualización de la canasta básica de alimentos y las líneas de pobreza. “Hay razones económicas y técnicas para que el INE realice la actualización de los indicadores de pobreza; la coherencia económica que debe existir para medir correctamente con base a los criterios de la realidad actual. 

Por otro lado, el INE, en estricto sentido, ya no debe monitorear la canasta básica de alimentos de hace 30 años atrás que, con toda seguridad, incluso la racionalidad nos dice, los resultados estarían sesgados.”, mencionó Aguilar.

La línea de pobreza extrema representa la cuantía monetaria mínima para adquirir una canasta  básica de alimentos que permitirá cubrir las necesidades nutricionales diarias de una persona;  en tanto que, la línea de pobreza además de incluir los gastos alimentarios, incorpora otros  gastos esenciales en bienes o servicios como vestimenta, salud, educación, servicios básicos,  vivienda, entre otros. 

La autoridad explicó que hasta el 2019, el INE realizaba la medición de las líneas de pobreza para el área urbana con base en la Encuesta de Presupuestos Familiares 1990-1991, mientras  que para el área rural utilizaba la Encuesta de Evaluación de Impacto del Fondo de Inversión  Social de 1997. 

A partir de la gestión 2020, la actualización de las canastas básicas de alimentos para las ciudades capitales, El Alto, resto urbano y rural, se calculan a partir de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) 2015-2016

La EPF 2015-2016 permite contar con canastas para 12 dominios, que incluyen las nueve  ciudades capitales, Sucre, La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Tarija, Santa Cruz de la Sierra, Trinidad y Cobija, además de la ciudad de El Alto, un dominio de resto urbano y otro rural. 

Así  también dicha encuesta cuenta con información actualizada de los patrones de consumo de la  población, y refleja al mismo tiempo, los cambios demográficos, sociales, económicos y  tecnológicos, que se han dado en los últimos años. 

El director señaló que “toda la labor técnica que sustenta esta actualización, fue sometida a los  más altos estándares a nivel internacional y fue discutida con un equipo de especialistas del Banco Mundial, los cuales asintieron con la rigurosidad técnica del trabajo”.