Escucha esta nota aquí

Tras la aprobación en grande y en detalle el proyecto de ley de  'Modificación del Contrato de Servicios Petroleros para la Exploración y Explotación de áreas reservadas a favor de YPFB correspondiente al Área Charagua (Nº 151/2020-2021)', la presidenta de la Comisión de Economía Plural, Producción e Industrias, Lidia Tupa (MAS), aclaró que este proyecto no vulnera la Constitución Política del Estado (CPE) ni las áreas protegidas, sino que generará más recursos para el país.

El viernes, la bancada de Comunidad Ciudadana (CC) calificó de "traición a la patria" la cesión de la exploración de campo Charagua a la petrolera Chaco, porque considera que la medida viola el Régimen de Recursos Naturales.

“Una empresa cuyo capital mayoritario es del Estado argentino está cediendo el 40% de los derechos y obligaciones que tiene para la exploración de este campo a otra empresa que es Chaco Bolivia, cuyo accionista en el 99% es YPFB. Esta cesión no solamente es inconstitucional porque viola el régimen de la Constitución (…), sino que conlleva un delito de traición a la patria por violación al régimen constitucional de los recursos naturales”, explicó el jefe de bancada Carlos Alarcón.

Tupa respondió a la oposición y dijo que traición a la Patria, sería privar a Bolivia de recursos e indicó que la CPE en el artículo 158, parágrafo 1 e inciso 12 manda a la Asamblea autorizar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) la suscripción del contrato.

Además, enfatizó que hay una mala interpretación o mala intención de confundir a la población, remarcó que no es un área protegida y confunden con el área reservada a favor de YPFB y agregó que simplemente, se ejecuta lo que ya se tenía planificado.

Este proyecto modifica la Ley 858, del 28 de noviembre de 2016, que autorizó a YPFB suscribir un contrato con la petrolera argentina YPF para actividades de exploración y explotación en el área de Charagua. El contrato fue firmado el 16 de enero de 2017.

Durante el pleno de la Cámara de Diputados, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, explicó que en la primera fase exploratoria se realizaron estudios de sísmica 3D con buenos resultados, previa consulta y compensación a las comunidades aledañas al área de trabajo, además de la respectiva licencia ambiental.

La segunda fase exploratoria involucra la perforación de un pozo con el objetivo de dar con un reservorio estimado en 2,1 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) de gas natural. YPFB Chaco S.A. e YPF de Argentina encararon esa fase de forma conjunta e iniciaron en 2018 las gestiones para ajustar el contrato.

El éxito exploratorio de este proyecto se traduce en ingresos para el país, una reposición de reservas de 2,1 TCF, con ingresos de $us 9.653 millones por renta petrolera y un incremento de la producción de 6,1 millones de metros cúbicos día de gas natural; es decir, la mitad del consumo nacional.

No podemos negarle los derechos al departamento de Santa Cruz como el IDH y a toda Bolivia; mucho más tras la crisis económica. Queremos reactivar la economía”, justificó Tupa.

Comentarios