Escucha esta nota aquí

La economía estadounidense repuntó en el tercer trimestre con un crecimiento del PIB deL 33,1%, después del espectacular desplome registrado entre abril y junio, informó este jueves el Departamento de Comercio. 

Este indicador que mide el pulso de la economía se publica a menos de una semana de las elecciones en Estados Unidos, un país donde la crisis de la Covid-19 ha dejado más de 227.000 muertos y millones de desempleados.

Después de que la crisis inducida por la pandemia arrasara la actividad en el segundo trimestre, con una caída del PIB de 31,4%, la economía comienza a recuperarse. 

Las espectaculares cifras de la recuperación traslucen cómo la actividad y el consumo - que es el motor de la economía - estuvieron apuntalados en este periodo por el paquete de estímulo por 3 billones de dólares aprobado por el Congreso. 

Pero desde entonces estas ayudas se extinguieron y demócratas y republicanos han fracasado a la hora de labrar un nuevo paquete que de alivio a las empresas y a los trabajadores y hay magras expectativas sobre un acuerdo al final de la legislatura. 

La medición utilizada para este indicador proyecta los resultados de un trimestre en 12 meses, pero si se compara este periodo con el mismo de 2019, el PIB registró una contracción de 2,9%.

La forma de medir el crecimiento en Estados Unidos complica su comparación con la otros países.