Escucha esta nota aquí

La Cámara Departamental de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), reiniciará recién sus actividades, desde el próximo 18 de mayo. Según al entidad el retorno a las actividades se demorará porque se está apoyando a las empresas con las gestiones de aprobación de sus protocolos de bioseguridad con las autoridades correspondientes.

El sector también planteó en seis medidas económicas al Gobierno, que ayuden a superar la crisis de los constructores, por la cuarentena decretada, ante la pandemia del Covid-19.

“En Santa Cruz, se mantiene la cuarentena rígida y la construcción espera reiniciar actividades el lunes 18 de mayo. Para eso, nos estamos preparando con las gestiones de aprobación de Protocolos de Bioseguridad de las empresas, permisos de circulación, etc.”, manifestó el gerente de la entidad cruceña, Javier Arze.

El Decreto 4229 establecía el reinicio de actividades del sector de la construcción, desde este 11 de mayo.

Cadecocruz viene coordinando desde hace tres semanas con el delegado presidencial en Santa Cruz, el ministro de Gobierno Arturo Murillo y el Senador Carlos Pablo Klinsky, en cuanto al procedimiento de seguridad para viabilizar el inicio de las actividades del sector constructor.

Según Arze, el Protocolo de Bioseguridad que elaboran, está basado en el análisis de las buenas prácticas asumidas en países de Latinoamérica y España. Se presentó a las autoridades nacionales y es la base para el trabajo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social en Santa Cruz.

Nueva realidad

Las medidas de bioseguridad requeridas para volver a la actividad de la construcción se encuentran establecidas en la Resolución Multiministerial Nº 001/2020 del 8 de mayo de 2020, de los Ministerios de Obras Públicas, Salud y Trabajo. Describen la forma en que se tiene que trabajar en la “nueva realidad”.

Las empresas constructoras deberán presentar un protocolo en el que detallen la forma en que aplicarán las medidas de bioseguridad en cada intervención concreta. Cadecocruz está apoyando a las empresas asociadas en los procedimientos a seguir”, señaló Arze a EL DEBER.

Apoyo

A decir de la entidad empresarial, el sector constructor requiere de otras medidas que eviten el cierre de empresas y la pérdida de miles de fuentes de empleo, que están consideradas en el plan que presentó Cadecocruz al Gobierno.

Entre los elementos fundamentales, está la creación de un fideicomiso para el pago de las deudas estatales con las empresas constructoras. Espera el establecimiento de un plan masivo de inversión pública.

También quieren que se abra un fideicomiso para que las gobernaciones y alcaldías puedan concluir sus planes operativos de obras en 2020. Por otro lado, quieren que el Gobierno establezca la postergación hasta el mes de octubre de 2020, de las obligaciones de presentación y pago de impuestos, lo que reforzaría la situación de liquidez hasta que se genere movimiento económico.

El sector ha venido proponiendo un Plan de Emergencia de Empleo, con proyectos de inversión pública de mediano tamaño, pero alta demanda de mano de obra, por Bs 10.000 millones, lo que generaría movimiento económico amplio y activaría la demanda agregada de toda la economía.

Por último, esperan la puesta en marcha en un Programa Masivo de Construcción de Vivienda Social, de menor costo, con los recursos disponibles en la Agencia Estatal de Vivienda (AEVivienda).

Comentarios