Escucha esta nota aquí

Más de 2.000 millones de trabajadores en el mundo están empleados en la economía informal, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esto supone un 90% de la fuerza laboral de los países de bajos ingresos y más de dos tercios del empleo en países de ingresos medios en 2020. Así lo indica una publicación de es.statista.com

Un trabajador es considerado empleado en condiciones de informalidad si la empresa donde realiza una actividad remunerada no está registrada legalmente o si los empleados de la compañía no están registrados. Este es el caso de más de ocho trabajadores de cada diez en Bolivia, donde la tasa de informalidad laboral asciende a un 84,9%.






La fuerza laboral informal representa más de la mitad del total de personas empleadas en al menos nueve países latinoamericanos, si solo se consideran aquellos con datos disponibles desde 2019 en la base de datos de la OIT.

Por ejemplo, en Perú, se estima que un 68,4% de los trabajadores estaban empleados en el sector informal ese año. En Argentina, este porcentaje asciende a un 49,4%. No así en Uruguay y Chile, donde alrededor de una cuarta parte de los empleados ejercen actividades remuneradas en el mercado laboral informal.


Comentarios