Escucha esta nota aquí

El presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE Corporación), Marco Antonio Escobar, informó que el país tiene un excedente de 1.400 megavatios (MW) de energía eléctrica listos para la industrialización del país. Dio cuenta de que Bolivia cuenta con una capacidad instalada de 3.000 MW y la demanda interna está por los 1.600 MW.

“La demanda al día de hoy ha alcanzado a 1.600 MW. Nuestra capacidad instalada es de 3.000 MW. Entonces, esos excedentes están listos para poder industrializar el país”, aseveró Escobar, en una entrevista en el programa 'Primer Plano' de Bolivia Tv.

La autoridad estatal recordó que la provisión del excedente de electricidad para la industrialización comenzó la semana pasada, con la firma de un convenio con la Empresa Siderúrgica Mutún, en Santa Cruz, para suministrarle energía.

Además, mencionó que una parte del sobrante actual será utilizado para su exportación hacia países vecinos con alta demanda eléctrica, como Brasil, Argentina y Chile, con miras a convertir a la nación en el centro energético de Sudamérica.

Por otro lado, mencionó que ENDE Corporación se encuentra en el proceso de reactivación de proyectos de generación de energía renovable y limpia, que fueron paralizados durante el gobierno de transición de Jeanine Añez.

“Estamos trabajando día y noche para reactivar todos nuestros proyectos”, afirmó Escobar. 

La autoridad gubernamental recordó que entre los más recientes proyectos concluidos y entregados están las plantas eólicas de Warnes y San Julián que se encuentran en Santa Cruz y comenzaron la provisión de 14,4 y 39,6 MW al Sistema Interconectado Nacional.

Comentarios