Escucha esta nota aquí

Según el portal Reporte Energía, el Ministerio de Minas y Energías (MME) de Brasil, autorizó a la empresa UEGA-UEG Araucária a importar gas natural de Bolivia, hasta 2,19 millones de metros cúbicos por día y por un período de hasta tres años.

El hidrocarburo se utilizará para la operación de la central termoeléctrica Araucária (Paraná), los detalles de tal permiso están en la ordenanza 330, publicada en el Diario Oficial de la Federación, este martes 9 de septiembre.

También el MME aprobó a las tres filiales del Grupo Gerdau para comprar el energético de Bolivia para el uso en sus unidades de fabricación. Así Gerdau Açominas está autorizada para un volumen total de hasta 210.000 metros cúbicos por día (m³/día), mientras que Gerdau Aços Longos e Aços Especiales pueden importar hasta 169.000 m³/día y 140.000 m³/día de gas, de acuerdo con las ordenanzas 331, 332 y 333 respectivamente.

Para Carlos Delius, expresidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), lo que consiguieron ambas empresas es algo importante, pues se trata de grandes consumidores de hidrocarburos que giran su mirada al país.

Delius precisó que estas empresas buscan comprar el energético en frontera y trasladarlo por gasoductos hasta sus centros de operaciones. Agregó que ahora depende de Yacimientos aprovechar esta oportunidad ya que los volúmenes que desean adquirir desde Brasil no son nada despreciables.

El analista hizo notar que esta sería una de las primeras transacciones con privados brasileños, algo que considera muy importante para el futuro del sector de los hidrocarburos del país y que YPFB debería informar si ya hay negociaciones avanzadas con este grupo de potenciales compradores.

A su vez, para Álvaro Ríos, analista en hidrocarburos, indicó que estas empresas dieron el primer paso al lograr la autorización para importar gas natural, ya que Petrobras no responde a sus demandas, por lo que están buscando otras alternativas y uno de ellas es Bolivia.

Ríos también sostuvo que en esta actual coyuntura la estatal petrolera no tiene la capacidad de firmar un contrato firme por tres años debido a que no cuenta con suficiente gas natural, la única opción, a criterio de Ríos, es que Yacimientos apueste por un negocio interrumpible, algo que para estos grandes consumidores no sería muy tentador pues lo que buscan es certidumbre a mediano y largo plazo.

Se enviaron las respectivas consultas al Ministerio de Hidrocarburos y Yacimientos pero no atendieron nuestra solicitud.