Escucha esta nota aquí

Después de varios meses de paralización de la Planta de Urea y Amoniaco, ubicada en Bulo Bulo (Cochabamba), autoridades del sector de hidrocarburos anunciaron la pronta reapertura de la empresa que demandó al país una inversión de $us 1.000 millones.

"Tuvimos la idea de reactivarla, a la brevedad posible, en el momento en que hubo sobreproducción de gas. Esa fue una planta que se ubicó mal y trabajó a pérdida durante mucho tiempo. Hoy, hemos instruido a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), trabajar de manera muy ágil la reactivación. Nuestros volúmenes de gas son suficientes para generar esa materia prima como es la urea", manifestó este martes, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

El presidente de YPFB, Richard Botello, coincidió que esa planta es un proyecto estratégico de prioridad nacional.

"Debemos reactivarla. En estos momentos, mi equipo está trabajando. No puedo darle una fecha exacta, porque es prematuro. En una semana más, vamos a saber cuándo tendríamos una reactivación y daremos más detalles", aseguró Botello a EL DEBER.

Cabe recordar que la planta de urea y amoniaco en Bulo Bulo se encuentra paralizada desde el 7 de noviembre; primero, por un sobreabastecimiento en almacenes, atribuido a los conflictos sociales, y luego por la baja rentabilidad de la factoría de fertilizantes.

En la planta de amoniaco y urea se invirtieron más de $us 950 millones en el Gobierno de Evo Morales, con una capacidad instalada de 2.100 toneladas métricas de producción diaria.

Comentarios