Escucha esta nota aquí

Los trabajos más requeridos en los próximos 5 años requieren un dominio de la tecnología y un manejo fluido de bases de datos. El futuro, cada vez más presente, muestra su predilección por las competencias digitales vinculadas a la inteligencia artificial, la big data y la conectividad. Las nuevas oportunidades plantean un enfoque más operativo y pragmático.

La pandemia ha desnudado una necesidad que permanecía contenida. Los negocios digitales y el e-commerce se desarrollaron en un momento de dificultad. Con la implementación del teletrabajo, “la relación laboral se convertirá en algo híbrido entre lo virtual y lo presencial”, asegura Anne Arrazola, directora de Glocal Citizen.



La robótica ha despertado la creatividad de los estudiantes bolivianos.

Los cambios van más allá del distanciamiento físico. “Se empezará a trabajar por resultados”, augura Arrazola. En este entorno, la inteligencia emocional y la habilidad de liderazgo sobresalen por su capacidad de obtener soluciones prácticas y eficientes.

El mundo se enfrenta a una alteración doble que hará que algunos trabajos desaparezcan y surjan otros nuevos. El director ejecutivo de GS1 Bolivia, Javier Gil Antelo, valora una “mayor demanda de empleos en la economía verde, la administración de los datos, informática en la nube y desarrollo de productos”. Fruto de esta demanda, se requiere carreras relacionadas al ámbito tecnológico y a la creación de contenidos (administrador de redes sociales y redactor de contenidos).

Profesionales involucrados en el marketing digital, como Mariano Cabrera Lanfranconi, han implementado la formación especializada para satisfacer las demandas de trabajadores digitales. A pesar de ello, son conscientes que la necesidad de conocimiento es mucho mayor y se requiere la formación escolar en tecnología para evitar las brechas laborales que el alfabetismo digital puede provocar.

Servicios de calidad

Más allá de las profesiones tecnológicas, los servicios persisten como una fuente permanente de oportunidades.

Para René Salomón, director de Fundación Trabajo Empresa, existen “áreas que serán parte de la demanda de empleados como servicios de atención al cliente o la preparación de alimentos”.

Otro servicio con un potencial requiere personal especializado en salud para la atención a los adultos mayores”, puntualiza. En estos casos, la calidad será el factor que determine el éxito.


Comentarios