Escucha esta nota aquí

En plena crisis económica, producto del sacudón que está provocando la pandemia del coronavirus, la cotización internacional del oro se dispara y roza los $us 2.000 la onza troy, un valor histórico nunca visto en la Asociación del Mercado de Oro en Londres (LBMA), algo que desde el Gobierno nacional consideran alentador para la producción nacional.

Ya desde la primera semana de mayo en las pizarras de la LBMA el precio del mineral no bajaba de los $us 1.700 la onza troy, cuando en 2019 cerró en $us 1.521. Ya los primeros días de agosto el valor del metal por primera vez supera los $us 2.000 y luego bajar levemente para rondar los $us 2.000 la onza troy.

Al respecto, Víctor Hugo Figueroa, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, sostuvo que esta tendencia alcista del oro es una señal del temor que tienen los mercados por la incertidumbre que genera el Covid-19 y que el país debe tratar de aprovechar esta coyuntura de buenos precios internacionales que no se saben si se mantendrán por más tiempo.

El Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) dependiente del Ministerio de Minería indicó que estos precios son alentadores para los operadores mineros y una muy buena noticia para la perspectiva de la propia economía del país.


Desde la institución remarcaron que en los últimos años el oro ha tomado importancia, esto entre otros factores, debido a las cotizaciones internacionales que alcanzaron niveles muy altos en la década anterior con un promedio que llegó a los $us 1.600 la onza troy; sin embargo, la cotización en la primera semana de agosto de este año alcanzó los $us 2.067 la onza troy, cifra inédita en la comercialización del oro, con tendencia al incremento ya que este metal precioso según el Senarecom se constituye en un activo de refugio de inversión y respaldo de las reservas de los países, debido a la estabilidad de sus precios.


Al respecto, de acuerdo con un informe del Banco Central de Bolivia (BCB), las Reservas Internacionales Netas (RIN) fueron de $us 6.272 millones y que en la conformación de su estructura el oro tiene una participación de un 39,3%, un porcentaje que para Figueroa cobra más relevancia por el actual precio internacional del metal.

En cuanto al comportamiento de las exportaciones, según el Senarecom la actividad minera y la comercialización de oro se reactivaron, en el periodo enero a junio de este año, alcanzando a 10.203 kilos finos, con un valor bruto de venta de unos Bs 3.615 millones, generando Bs 54,2 millones de regalías mineras.


Respecto a los exportadores, este año, 22 empresas comercializadoras exportaron oro, entre las principales se encuentran la empresa Bolivia Precious Metales SA, Boligroup Traiders SRL, Goldway SRL, Unión 6 de Agosto SRL., Golden Rain SRL., Yellow Tree SRL, Koryaliri SRL. y Chama Khory SRL. En cambio, de acuerdo con los datos del Senarecom, el 2019 ocho empresas concentraron el 83,95 % de las exportaciones de oro en el país.