Escucha esta nota aquí

Un viejo anhelo del departamento cruceño vuelve a sonar, ahora en tiempos de cuarentena y en momentos en que se proyecta la reactivación de la economía boliviana. Se trata del Mutún, un yacimiento de hierro al sudeste de Santa Cruz que lleva décadas tratando de consolidarse. Fue la voz del nuevo ministro de Minería la que trajo esta iniciativa a los planes que puede ejecutar el Gobierno "de manera seria y efectiva".

La autoridad reflejó que se aunarán esfuerzos para sacar adelante el proyecto siderúrgico del Mutún con una reorientación efectiva y convertir al yacimiento en un polo de desarrollo económico para el país (diversificación) en el corto plazo. "Aquella garantía creemos que debe intensificarse, pero de una manera más seria, con una reorientación efectiva", declaró a la ABI.

Vásquez sostuvo que la Empresa Siderúrgica del Mutún, junto a su equipo técnico, trabaja de manera intensa para viabilizar el proyecto y acompañar el proceso que desarrolla la empresa china Sinosteel, encargada de construir la planta siderúrgica en Santa Cruz. 

Explicó que, a mediano plazo, se prevé realizar un rediseño del proyecto a partir de la operación minera y, posteriormente, sentar las bases para explotar el yacimiento. 

Posteriormente se planificará una exploración intensiva en el sector Sudeste de Santa Cruz para determinar y cuantificar depósitos de piedras preciosas y oro aluvial.

"Tenemos un compromiso de que se hagan las cosas, pero de que se hagan las cosas de la mejor manera y ante todo con transparencia. Consideramos que se debe reorientar para que se pueda mostrar a la brevedad posible resultados positivo", agregó la autoridad.

En contexto

A fines de 2019, la Empresa Siderúrgica del Mutún ejecutó un 23,56% de sus Bs 1.357 millones, bajo la administración de Evo Morales. Pese a esta baja ejecución, existe interés por parte del sector privado para utilizar la materia prima en sus operaciones (empresas abocadas a la siderurgia).