Escucha esta nota aquí

Tras la inspección del equipo de perforación ‘YPFB-01’ para realizar operaciones exploratorias en el pozo de Yarará X-1 (en el municipio cruceño de Yapacaní), la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó este sábado que la actividad tuvo éxito al encontrar un potencial de 13,7 millones de barriles de petróleo (MMbo) y 76,8 billones de pies cúbicos de gas natural (BCF), previa realización de pruebas de formación.

"Excelentes noticias para el país. La perforación del pozo exploratorio Yarará X1 dio buenos resultados luego de realizadas las pruebas de formación DST, que permitieron visualizar un potencial de 13,7 millones de barriles de petróleo y 76,8 billones de pies cúbicos de gas natural", señala un comunicado de esa empresa.

Desde la gerencia nacional de Exploración y Explotación de YPFB informaron que la perforación, que se realizó con el Equipo YPFB-02, alcanzó la profundidad final de 2.850 metros, evidenciando presencia de hidrocarburos. Actualmente, el proyecto se encuentra en la fase de terminación, lo que permitirá poner al pozo en producción con un caudal inicial de 300 a 400 barriles por día.

El presidente ejecutivo de YPFB, Wilson Zelaya, durante la inspección técnica realizada al pozo YRA-X1, que se realizó esta jornada, explicó que el plan inicial de inversiones considera la perforación de dos pozos exploratorios adicionales.

"El resultado positivo del Pozo Exploratorio Yarará X1, descubridor de petróleo, no sólo se constituye en éxito dentro del área Yarará, sino también contribuye a la ampliación de la frontera exploratoria del Boomerang. El proyecto fue propuesto y perforado por el personal técnico de YPFB", señaló.

Según el reporte estatal, la producción de petróleo será evacuada inicialmente a la Planta Sirari, próxima al pozo, ubicado en la provincia Ichilo del departamento de Santa Cruz.

Por otra parte, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Germán Jiménez, señaló que la entidad se encuentra “realizando toda la relevación de información concerniente a temas técnicos para que las actividades del sector estén enmarcadas dentro de la normativa de la Ley de Hidrocarburos”, además de toda la “trazabilidad” en temas de fiscalización a YPFB.

La perforación del pozo exploratorio Yarará X-1, iniciada el 14 de septiembre en 2019 le significó a YPFB un costo de Bs 38 millones. Se pretende culminar con un poco más de Bs 10 millones con 15 contratos que ya están suscritos, según Zelaya. 

Comentarios