Escucha esta nota aquí

Las reservas comerciales de petróleo en Estados Unidos bajaron por quinta semana consecutiva, según un informe publicado el miércoles por la Agencia de Información sobre Energía (EIA). Las reservas de crudo bajaron de 4,7 millones de barriles (mb) a 507,8 mb en la semana que terminó el 21 de agosto, luego de caer unos 24 millones de barriles en las cuatro semanas anteriores. 

Los analistas esperaban un descenso de 2,6 mb. Las reservas estratégicas por su parte bajaron 1,8 mb. La producción estadounidense de crudo subió en tanto, a una medida de 10,8 mb diarios (mbd).

La producción, que llegó a estar en 13,1 millones de barriles diarios en marzo, bajó con la caída de precios por el menor consumo derivado de la pandemia de coronavirus. Las refinerías funcionaron por su parte a 82% de su capacidad, algo más que el 80,9% de la semana anterior.

En Cushing, Oklahoma, donde se ubican los reservorios para almacenar el petróleo que sirve de referencia el WTI (West Texas Intermediate) cotizado en Nueva York, las reservas bajaron  300.000 barriles a 52,4 mb.

Las exportaciones subieron 2,14 a 3,36 mbd, mientras que las importaciones pasaron de 5,73 mbd a 5,92 mbd. Estas cifras deberían bajar bastante en el próximo informe debido a que el Golfo de México se ve afectado por huracanes que perturban el tráfico marítimo.

Por otro lado, las reservas de gasolina bajaron 4,6 mb, mucho más que los 1,75 mb esperados por los analistas. Los stocks de productos destilados, como carburante de calefacción y combustible de avión, subieron 1,4 mb frente a un descenso de 50.000 barriles esperado por los analistas.

Los estadounidenses consumieron 18,5 mbd durante las últimas cuatro semanas, algo más que el promedio de la semana pasada, pero 14,6% por debajo de igual período del año pasado.