Escucha esta nota aquí

Instituciones empresariales de Santa Cruz y del país que promueven el comercio exterior advierten que los cambios y retiros de personal en la administración aduanera trasciende en demoras en despachos de mercancías y, lo que es peor, provoca un retroceso en la institucionalización.

A juzgar por el presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduana (CNDA), Antonio Rocha Gallardo, no es la ausencia de personal lo que provoca demora en el despacho de mercadería, sino es el proceso de inclusión del nuevo personal que ingresa con la nueva administración en reemplazo de todo el personal institucionalizado que han despedido en las últimas semanas.

“Considero que esto es un retroceso en la institucionalización de las entidades de recaudación del Estado, que hemos venido reclamando desde el sector privado y, por supuesto, afecta a la gestión aduanera en los tiempos y eficiencia de los procesos”, insinuó Rocha.

En criterio del presidente de la Cámara de Comercio Internacional (ICC Bolivia) y gerente general de Mersur, Jean Pierre Antelo, más que falta de personal preocupan los cambios y retiros de personal, de técnicos con bastantes años de experiencia e institucionalizados que ingresaron mediante un proceso de selección realizado por la consultora Price Waterhouse Cooper. “La falta de conocimiento en los nuevos funcionarios está generando naturalmente demoras en los procesos de despacho aduanero, especialmente los que requieren de aforo físico y/o documental”, puntualizó.

El gerente general de la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones (Cadex), Martín Salces, indicó que el sector siempre defendió el respeto a la institucionalidad y la carrera técnica de los funcionarios. “No nos oponemos a los cambios, tampoco defendemos personas, pero creemos que debe respetarse la institucionalidad, sobre todo, en temas sensibles como el sanitario para la exportación (Senasag), trámites aduaneros (Aduana) y certificación de origen (Senavex). Esas son entidades críticas”, reflexionó.

El ejecutivo cree que si algo falla en lo administrativo las exportaciones pueden perjudicarse en este momento en que hay que hacer peripecias no solo con la tramitología, sino también con la logística que es dificultosa por el corte de caminos por temporada de lluvias

“El exportador boliviano necesita de instituciones que apoyen, que tengan procesos planificados, que respeten la carrera técnica de los funcionarios y, sobre todo, valorarse el servicio por el cual se paga”, anotó.

Desde ​​la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), el presidente Fernando Hurtado, indicó que siempre han  manifestado la importancia de la institucionalidad y, en esa misma línea, una de ellas debe ser la Aduana Nacional, entidad técnica facilitadora del comercio exterior y tan importante en el proceso de reactivación económica que tanto necesita el país.  

"Nos preocupa que en los cambios que se está llevando a cabo prime la afiliación política y, no así, la carrera profesional y técnica del personal que brindan servicios en la Aduana Nacional", puntualizó Hurtado.

Comentarios