Escucha esta nota aquí

Un panorama con muchos nubarrones registra el sector del transporte de carga internacional. A dos meses de cumplirse la cuarentena, por la presencia del coronavirus, solo tres de 10 camiones de carga operan en Bolivia.

El dato corresponde a un análisis realizado por la Asociación del Transporte Internacional (Asociatrin). La organización señala que por la cuarentena hay un menor flujo de volumen en el transporte en sectores clave como los derivados de soya, minería y la construcción.

Marcelo Cruz, presidente de Asociatrin, señaló que en el sector oleaginoso el volumen de carga se contrajo en un 50%, pese que la cosecha del grano ya está avanzada. Justificó la caída porque las industrias oleaginosas están trabajando a medias.

Estamos en plena época de exportación y estamos trabajado por debajo de lo que debería ser. Solo sale un 50% de esa carga”, dijo.

Lo mismo ocurre con el sector minero. Explicó que la carga para exportra mineral se contrajo en un 40%, con relación al 2019.

Los peores números, según Cruz, se registran en la construcción. Ahí las importaciones materiales se redujeron a cero. Incluso se paralizó el transporte de cemento en el mercado interno.

“Este es uno de los sectores más golpeados y que más movimiento genera. Con todos estos problemas, solo tres de cada diez camiones están trabajando”, dijo.

En esa línea, Juan Yujra, dirigente del transporte pesado en Santa Cruz afirmó que actualmente solo un 30% del sector se encuentra operando. Para él, la solución pasa por reactivar la economía, pero sin descuidar el tema sanitario.

La salud debe ser prioridad, pero necesitamos que la cadena productiva se reactive porque en esta situación no hay bolsillo que aguante”, sostuvo.

Coincidió en que las exportaciones en su conjunto están semiparalizadas, porque los envíos no son regulares, en especial en el sector oleaginoso.

La semana pasada, el sector industrial cruceño volvió a operar, pero solo a un 30% de su capacidad instalada.

Desde la Asociación de Empresarios del Parque Industrial de Santa Cruz indicaron que las fábricas de este sector reanudarán gradualmente sus operaciones.