Escucha esta nota aquí

Un expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB) y tres exministros de Economía están incluidos en uno de los cuatros procesos que abrió la Fiscalía contra la expresidenta, Jeanine Áñez.

Los acusados son el extitular del BCB, Guillermo Aponte Reyes-Ortiz y los exministros del área económica, José Luis Parada, Óscar Ortiz y Branko Marinkovic. Todos ellos colaboraron en la gestión de la expresidenta.

 Según la acusación que plantea el Ministerio de Justicia, los nombrados viabilizaron un crédito de 327 millones dólares, que no fue aprobado por la Asamblea Legislativa. El crédito fue gestionado en abril de 2020, y desembolsado por el organismo internacional.

Sin embargo, el congreso opositor al Gobierno de Áñez, vetó el uso de estos recursos al considerar que su gestión fue irregular. Por eso, tras la llegada al poder de Luis Arce Catacora, su Gobierno decidió devolver los recursos.

De hecho, a febrero de este año los costos adicionales ya sumaban $us 24,3 millones, $us 19,6 millones por variación cambiaria y $us 4,7 millones en comisiones e intereses.

Así que para hacer efectiva la devolución del préstamo, el BCB se vio obligado a desembolsar $us 351,5 millones al FMI.

Aponte, ocupó la dirección del BCB del 17 de diciembre de 2019 hasta el 8 de octubre de 2020.  También fue superintendente de Pensiones desde 1997 hasta 1998 durante el primer gobierno del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Mientras que Parada fue Ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia desde el 13 de noviembre de 2019 hasta el 7 de julio de 2020.

Según reporte de Pagina Siete, Marinkovic, presentó una carta en la que exponía que no autorizó el uso de los recursos prestados por el FMI.

“Se analizaron estos aspectos a fin de considerar la norma que correspondiese a esta operación y que posibiliten la utilización legal de estos recursos por  las nuevas autoridades del área económica del país (…). Por lo expuesto, este despacho está imposibilitado de señalar cuenta alguna de la cual debitar cobros sobre esta operación financiera”, señala la carta, según Página Siete, con referencia a "Instrumento de financiamiento rápido del FMI", que envió Marinkovic al Banco Central de Bolivia (BCB), el 30 de octubre de 2020.


Comentarios