Escucha esta nota aquí

De acuerdo con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el Plan de Exploración para las gestiones 2021 y 2022, se desarrollará en las zonas del Subandino sur y norte, Boomerang y Madre de Dios que son consideradas estratégicas.

Armin Dorgathen, vicepresidente de Administración de Contratos y Fiscalización de YPFB, sostuvo que este es un plan exploratorio agresivo que busca salvaguardar y mantener las cuotas de exportación de gas a los mercados de Argentina y Brasil.

Dorgathen remarcó que como administración se busca que los índices de reservas sean mayores; eso quiere decir que todas las reservas que vayan a consumir en los próximos cinco años se las debe reponer en ese mismo plazo, además de poder contar con un diferencial que se pueda sumar a las actuales cifras con que se cuenta.

El Subandino está situado en Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz; mientras que el Boomerang está ubicado en Santa Cruz y Cochabamba, y el Madre de Dios está en Pando, norte de La Paz y el Beni.

Dorgathen aclaró que el objetivo es que en 2025 y 2026 se dejen las reservas con un número mayor y que estas zonas potenciales, donde se desarrolla el Plan de Exploración, den los resultados esperados.

 “Este plan y los resultados positivos que genere nos va a permitir mejorar la balanza comercial, es decir vender más gas, producir petróleo nacional y con eso disminuir la importación de diésel”, dijo la autoridad de Yacimientos.

De acuerdo con los proyectado por la estatal petrolera se apunta a la perforación de 17 pozos para encontrar hidrocarburos, pero según la evolución del proyecto se pude incrementar el número de las perforaciones.

Comentarios