Escucha esta nota aquí


Hyundai, cuyos esfuerzos en la movilidad eléctrica se han reforzado en los últimos años, habría dado un paso clave para consolidar su transición. De acuerdo a un reporte de The Korea Economic Daily, el fabricante surcoreano detendrá el desarrollo de motores de combustión interna, por lo que dejarán de presentar avances relevantes en ese sector. A partir de este año se enfocarán en impulsar su estrategia de autos eléctricos.

El citado medio señala que Hyundai cerró la división de desarrollo de motores de combustión, ubicada en el centro de investigación y desarrollo Namyang. Park Chung-kook, uno de los máximos responsables de la división, envió un correo electrónico a los empleados para informar tan importante suceso: “Ahora es inevitable convertirse a la electrificación. El desarrollo de nuestro propio motor es un gran logro, pero debemos cambiar el sistema para crear una innovación futura basada en el gran activo del pasado”.

La noticia no sorprende del todo. ¿Por qué? Durante mayo, un reporte de Reuters anticipó que Hyundai planea enfocar sus recursos y esfuerzos en el desarrollo de “motores eléctricos, diseño y mejora de baterías y celdas de combustible”. Era cuestión de tiempo para que Hyundai se despidiera, ahora sí de manera definitiva, de la innovación en esta clase de motores.

Comentarios