Escucha esta nota aquí

Con el clásico “la decisión corresponde al presidente”, respondieron todas las fuentes oficiales consultadas. El 22 de enero no hubo cambio de ministros, pero tras el retorno de México del mandatario Luis Arce Catacora la crisis de gabinete podría ser inminente.

Pueden ser más, pero hay tres cambios que estarían prácticamente decididos, coincidieron fuentes del Ejecutivo y de sectores sociales: El ministro de Gobierno, el de Obras Públicas y  Planificación del Desarrollo.

En primera instancia aparece el nombre de Eduardo del Castillo, titular de Gobierno.

El dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Teodoro Mamani, señaló que el titular de Gobierno fue muy criticado por los sectores sociales y el Pacto de Unidad debido a su inacción “para perseguir a los golpistas, por ejemplo en Potosí a Marco Pumari y en Santa Cruz,  a Luis Fernando Camacho y otros que fueron coautores de lo ocurrido que están libres”, dijo.

Otro hecho que Del Castillo hasta ahora no ha podido concretar es el ascenso a generales en la Policía. Las fuentes lo consideran fundamental, porque por alguna razón no logró que el Ejecutivo pase la lista al Legislativo. Eso podría implicar un relevo obligatorio en el Alto Mando policial, porque el actual venció su plazo de interinato.

En su reemplazo se sugirió el nombre de Carlos Romero Bonifaz, quien ejerció el cargo en buena parte del gobierno de Evo Morales. Sin embargo, Teodoro Mamani y otros dirigentes sindicales señalaron que “no hay nada personal en contra del exministro, ni en contra de otros de sus colegas. No obstante, las organizaciones hemos acordado que este Gobierno es de Luis Arce, no de Evo Morales. Por ello, el Pacto de Unidad no estaría de acuerdo si el presidente decide el retorno de un ex colaborador del jefe nacional del MAS”.

Obras

El segundo sería el exparlamentario y actual ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, quien es criticado esencialmente por mantener a personal de la anterior gestión en su ministerio.

Pero hay algo más delicado aún. Las fuentes y los sectores culpan a Montaño porque su antecesor Iván Arias, no solamente participó en las elecciones municipales, sino que ganó y es alcalde electo en la ciudad de La Paz.

Pese a que el ministerio de Obras Públicas presentó dos casos de presunta corrupción en su contra, lo hizo cuando la exautoridad ya había derrotado al postulante oficialista César Dockweiler.

En su reemplazo, se plantea como posibilidad de que asuma el excandidato a la Gobernación de Santa Cruz, Mario Cronenbold.

Teodoro Mamani comentó que no es el mismo caso que Romero. “Es nueva gente, si el presidente lo decide, yo creo que puede tener apoyo”, manifestó.

Edgar Montaño envió el 11 de marzo una orden para que el máximo ejecutivo de Aasana, Ronny Balderrama, presente un informe detallado sobre un acto en fecha no determinada, en el que se produjeron varios aterrizajes en la pista del aeropuerto de Chimoré, ubicado en el trópico de Cochabamba.

Requirió, con carácter de urgencia, “en el día”, un detalle sobre si las aeronaves (la carta no detalla cuántas fueron) que participaron en un acto que Ronny Balderrama denominó Reactivación del aeropuerto internacional de Chimoré, contaban con plan de vuelo, y preguntó: ¿Quién autorizó ese acto?, si los aviones fueron revisados por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn)”.

 Consultó también sobre qué escuelas de aviación participaron en ese acto, con qué Notam, un acrónimo en inglés de Notice To Airmen de entrada y de salida (Aviso a navegantes, que se presenta a las autoridades de aviación para alertar a los pilotos de la aeronave sobre posibles peligros a lo largo de una ruta de vuelo o en un lugar que pueda afectar a la seguridad del vuelo).

Consultó también si es que el aeropuerto contaba con el servicio de extintores de incendios CEI, con cuántos carros bomberos disponía, y si en la terminal aérea había personal de la Felcn para el control de sustancias controladas, además de nombres y rango de los oficiales que estuvieron a cargo.

El miércoles de esta semana, durante una conferencia de prensa, confirmó la veracidad de la nota. La mostró a los periodistas. “Aquí está la instrucción de relevamiento (de información) que he emitido”.

Pero pese a que la solicitud expresa fue dar respuesta en el día, advirtió a los periodistas que “obviamente los informes van a llegar de acuerdo a la normativa que se tiene en el Ministerio de Obras Públicas, y responderá el viceministro de Transportes (quien estaba al lado suyo) en su oportunidad”.

Prometió que se “identificarán las anomalías que se produjeron si es que las hubo. Pedimos otro informe a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)”.

Planificación

Una carta pública presentada por servidores y exservidores públicos del ministerio de Planificación del Desarrollo al presidente Luis Arce y al vicepresidente David Choquehuanca, denunciaron “excesos y gestión deficiente” de la ministra Felima Gabriela Mendoza, y pone en riesgo su continuidad en el gabinete.

El documento señala que la actual autoridad desconoce los procesos administrativos “y subestima las funciones y atribuciones del ministerio” establecidos en la normativa vigente”. 

La observación principal es que no firma nada, “documentación importante para la planificación y ejecución de la inversión pública”, lo que supuestamente perjudica a todas las carteras del Estado.

Su gestión “provocará bajos niveles de ejecución de la inversión pública”, no tiene un plan de desarrollo económico, “porque las actividades del Ministerio están dirigidas a satisfacer los caprichos de esta autoridad”.

Los movimientos sociales, senadores, diputados y otras autoridades pese a las reiteradas solicitudes de audiencia, no son atendidos por la “soberbia autoridad”. La acusan de maltrato continuo e innecesario a autoridades al interior del ministerio y al resto de los servidores públicos. 

“En su mayoría son compañeros del proceso y en ocasiones llegó a situaciones de discriminación y por poco al maltrato físico, abusando de su autoridad y recordando que por su cercanía con el presidente nadie puede contradecirla”,

Con excepción del ministro de Economía y Finanzas, Marcelo Montenegro, el equipo de ministros del área económica es observado porque tienen bajo perfil, es el caso de carteras de desarrollo rural y la de Aguas.

Justicia

El ministro de Justicia, Iván Lima, es el más mediático. Se supo de dentro del gabinete que tiene algún nivel de resistencia, pero cuenta con el apoyo y la confianza del presidente Luis Arce.

Desde los sectores sociales, lo consideran como el artífice de la detención de la expresidenta Jeanine Áñez. Esta acción, criticada por la oposición, ha generado según las fuentes, cohesión en el interior del MAS, en torno al presidente Arce Catacora, lo que se vio en la salida a las calles de manifestaciones se sectores oficialistas que expresaron su apoyo al mandatario.

Sin embargo, hay otro sector del Gobierno que lo critica por las declaraciones  a la activista María Galindo, en las que señaló que llevó a Jeanine Áñez a la justicia ordinaria, porque no tenía el apoyo de dos tercios en la Asamblea. 

Luego, contraatacó a los líderes de Creemos y Comunidad Ciudadana, desafiándolos a que se abran al juicio de responsabilidades contra Áñez.



Comentarios