Escucha esta nota aquí

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) inicia la investigación y verificación de aquellas personas naturales que en el país tengan más de 10 inmuebles. ¿El objetivo? Detectar a aquellos que tengan un patrimonio superior a los Bs 30 millones y no se registraron para el pago del Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF).

En esta oportunidad, el aliado es Derechos Reales que a pedido de Mario Cazón, presidente del SIN, solicitó a José Barros, director de Derechos Reales del Consejo de la Magistratura, hacerle llegar un informe actualizado al 31 de diciembre de 2020 sobre los propietarios de más de 10 inmuebles.

En un comunicado, el Fisco sostiene que el pedido de informe es una investigación fiscal para determinar quiénes aún no cumplieron con la obligación de pagar el IGF y que dicha investigación se encuentra respaldada por la Ley 1357 y su reglamento, el Decreto Supremo 4436; que en su Artículo 10 dispone acciones para que la Administración Tributaria pueda observar de oficio los valores declarados por el contribuyente, en el ejercicio de sus facultades de investigación, control, verificación y fiscalización.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, señaló que pedirá información para establecer si se trata de “algo bueno” para el país o un atropello, mientras que el diputado opositor Erick Morón dijo que se está violando el principio de confidencialidad y pidió que en la fiscalización sean incorporados los productores de coca.

Se amplía el control

Sobre el tema, el experto tributario, Pablo Ordoñez, sostuvo que el pedido de informe del SIN a Derechos Reales tiene relación con el IGF y que justamente la solicitud de un reporte, hasta el 31 de diciembre de 2020, toma en cuenta el patrimonio acumulado a dicha fecha.

Jorge Zogbi, analista tributario, detalló que el trabajo de fiscalización tiene que ver con que el Fisco; en sus atribuciones, considera que puede haber personas que tengan esa cantidad de viviendas y sumen los Bs 30 millones y que no se han registrado, por lo que pide un informe a Derechos Reales para un posterior cobro con la correspondiente multa por evadir el impuesto.

Para Zogbi este pedido de informe tranquilamente se puede extender hasta el sistema financiero o a las instituciones que registran la propiedad de los vehículos.

En tanto que el SIN recuerda que hay una multa equivalente al 200% del tributo omitido.

Comentarios