Escucha esta nota aquí

En dos meses de cuarentena Bolivia se acerca los cinco mil contagiados de coronavirus. Por ello, los médicos nacionales ratifican que una de las medidas que debe seguir vigente para evitar más infectados es el distanciamiento social, que en otros países de Europa y Asia ha dado buenos resultados.

El médico infectólogo boliviano Juan Saavedra reitera que, a pesar de que se flexibilice o se suspenda la cuarentena, las personas deben cuidarse a sí mismas y a sus familias, y no esperar la protección de otros, del municipio o del Estado. Dijo que la gente aún debe quedarse en su casa, evitar salir a no ser por algo muy urgente y especial.

A pesar de la vigencia de cuarentena rígida dispuesta por las autoridades, se observa que mucha gente incumple la medida. El riesgo de contagio se multiplica en las aglomeraciones masivas.

Juan Saavedra explicó que el Covid-19 no se traslada solo, que es llevado por las personas y transmitido a otros mediante las gotículas emitidas por el estornudo, tos o cuando habla un infectado. Por ello, evitar la congregación de personas o las reuniones de, por lo menos, 10 personas, son medidas necesarias para controlar los avances de la pandemia.

El distanciamiento social permite aliviar la medidas de aislamiento. Siempre que se mantengan las distancias mínimas recomendadas, entre un metro y medio y dos metros según los países, las personas pueden compartir un mismo espacio público. Ante estas disposiciones, los restaurantes, tiendas y cines ya tienen todo listo para abrir sus puertas al público resguardando de manera obligatoria la distancia entre la gente.

Antes de salir a la calle, conviene recordar los protocolos de bioseguridad recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El ente rector de la salud observa el uso del barbijo, el contacto con objetos, o la desinfección de los zapatos como medidas complementarias. Los hábitos de lavarse las manos con agua y jabón o el ponerse alcohol en gel forman parte de una rutina para eliminar cualquier presencia viral.

El distanciamiento social no debe ser un acto solitario. La sociedad en su conjunto debe considerar la medida como una forma de salvaguardar la salud de todos. El incumplimiento de un grupo pone en riesgo de contagio a todo el conjunto.

Otro nombre, el mismo propósito

Algunos epidemiólogos han sugerido que se deje de utilizar la denominación 'distanciamiento social', puesto que implica la separación de las personas que comparten un entorno de afectos y familiares. Y en estos momentos de crisis sanitaria, que incluye trastornos sicológicos, lo que se busca es la contención social para la gente.

Se apela a la denominación de 'distanciamiento físico', puesto que se cierne sobre la distancia corporal de las personas, para evitar el contagio del virus. La prevención reclama el alejamiento de los cuerpos humanos, pero no así el distanciamiento de los corazones, que deben estar conectados y reforzados de sentimientos de unión.

¿Qué recomienda la OMS?

La Organización Mundial de la Salud ratifica que uno los mejores recursos para evitar el contagio del Covid-19 es el distanciamiento físico. Recuerda que la distancia entre una persona y otra, aunque estén sanos, es recomendable en tiempos de coronavirus.

Sugiere que se suspendan los saludos que incluyen contacto con el cuerpo, como el apretón de manos, abrazo o beso en la mejilla, pues ahí podría llevarse a cabo un contagio.