Escucha esta nota aquí

Después de terminar la ceremonia de matrimonio, los invitados y padrinos deben esperar a los novios en el lugar de celebración y, cuando estos entren, deben recibirlos de pie, con una copa de bienvenida. Al llegar, los recién casados se unirán a los invitados y harán el primer brindis de la velada.

Distribuir a los invitados en las mesas puede resultar como un rompecabezas difícil de encajar. El protocolo recomienda que es mejor organizar por núcleos familiares: hermanos, primos, familiares lejanos. Cuanto más cerca de la mesa principal están los invitados, mayor es el grado de intimidad con los novios.

El pastel de bodas también forma parte del protocolo y lo cortarán los novios. Un bonito gesto es que el hombre tome en brazos a su compañera para coger el muñeco de novios que se encuentra en la parte alta del pastel. A continuación, deben cortar la torta juntos y comer la primera porción.

El baile de los novios se hará tras el aperitivo y sesión de fotos, por lo que tendrá que estar todo coordinado.

Durante el banquete, ningún invitado puede empezar a comer hasta que no lo haga la novia. También debe ser la novia quien dé por finalizada la comida levantándose de la mesa.


Comentarios