Escucha esta nota aquí

En el marco de la visita oficial a Beijing, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China y el Grupo EL DEBER estrecharon lazos de cooperación y beneficio mutuo en materia de información, intercambio cultural y desarrollo social con el fin de fortalecer las relaciones entre ambas entidades.

El subdirector para América Latina y el Caribe del Ejecutivo, Zhang Run, encabezó la comitiva que recibió al director general de EL DEBER, Pedro Rivero Jordán, a la responsable de las Relaciones Institucionales, Ingrid Rivero, y al editor de Mundo y editorialista de este medio, Carlos Morales Peña, en la sede de la Cancillería china. Zhang destacó que América Latina es una de las prioridades hoy de la política exterior china y, en ese afán, remarcó la importancia que tienen los medios de comunicación para el entendimiento y el acercamiento de los pueblos.

En este sentido, el funcionario remarcó el fortalecimiento que tuvieron las relaciones y la cooperación con Bolivia. Para ello, tanto Zhang como Rivero consideraron la necesidad de establecer un lazo más fuerte entre China y la región para impulsar el desarrollo de sus poblaciones.
Zhang anticipó que se fortalecerán los cursos de capacitación, el intercambio de periodistas e incluso la necesidad de abrir una corresponsalía permanente de los periodistas y medios bolivianos en China. “Queremos que ustedes tengan su propia visión directa y objetiva de lo que es y de lo que pasa en China”, dijo Zhang Run.

Hasta el momento, los periodistas Carlos Orías, Carla Paz, Nelfi Fernández, Miguel Roca y Christian Peña ya visitaron China para diversos talleres de capacitación.

Rivero Jordán agradeció la invitación realizada por el Gobierno chino y también destacó la importancia de fortalecer la cooperación informativa, educativa y cultural con el país asiático. Unos 580 periodistas de 327 medios de prensa y organizaciones no gubernamentales de 45 países trabajan de forma permanente en China. 

La directora de información del Gobierno chino, Xie Liyan, explicó que las prioridades del Ejecutivo en materia de información es dar a conocer el espíritu del 19.° congreso del Partico Comunista de China (PCCH) y el pensamiento del presidente Xi Jinping sobre el socialismo con particularidades chinas como una alternativa de solución a los grandes problemas que han puesto en riesgo a la humanidad en su conjunto, como la pobreza, la inseguridad, el terrorismo, las guerras, el cambio climático y la contaminación ambiental.

RELACIONES CON BOLIVIA

Zhang aseguró que, para China, Bolivia es uno de los países más relevantes e influyentes de la región. “En los últimos años, Bolivia se ha destacado por su estabilidad económica y su desarrollo social. Queremos e impulsamos una relación en igualdad y respeto entre nuestros países, pese a las diferencias geográficas y demográficas”, afirmó.

China tiene una población aproximada de 1.300 millones de habitantes y se ha transformado en la segunda economía más grande del mundo.
Es el financiador más grande de préstamos y el segundo socio comercial de Bolivia. El volumen comercial superó el año pasado los $us 1.000 millones en exportaciones chinas hacia Bolivia e importaciones por $us 354 millones.

El comercio bilateral tuvo un incremento del 9% en 2017 con $us 268 millones. 60 empresas chinas operan oficialmente en Bolivia con una inversión de más de $us 1.000 millones. Zhang dijo que su país exige a sus empresas respetar las condiciones laborales y legales de los países donde hacen las inversiones. Aunque reconoció que hay un trecho largo por recorrer para conocer la cultura y la legislación bolivianas.

FIEBRE POR AMÉRICA LATINA

Durante el extenso informe que brindó Zhang sobre las relaciones con América Latina, destacó que Xi Jinping hizo tres giras en cinco años por la región, lo cual señala la importancia que da China a la región. “China no promueve alianzas, sino asociaciones de cooperación entre los países para impulsar el desarrollo de sus pueblos”, enfatizó Zhang.

En 2017, el volumen comercial con América Latina creció un 18,8% luego de alcanzar los 257.000 millones de dólares. Solo en el primer semestre hubo un volumen comercial por 65.314 millones de dólares. A su vez, las inversiones llegaron a los 200.000 millones de dólares a través de 200 empresas acreditadas.

“En China hay una fiebre por América Latina y quiere relaciones con sus países en igualdad de condiciones y beneficio mutuo”, sentenció Zhang.

Las prioridades de las inversiones chinas son la integración regional, la vinculación marítima y terrestre, la generación de mercados, industrias y empleos sostenibles.

Comentarios