Escucha esta nota aquí

A las 0:33 del martes 28 de julio, Santa Cruz de la Sierra fue estremecida por un temblor, un hecho poco usual en esta zona, por lo que la población que lo sintió quedó preocupada. El movimiento fue percibido principalmente en la zona oeste de la ciudad y sobre todo en los edificios altos. La alarma quedó prendida y surgió la preocupación de que si habrá otros sacudones, tal vez de mayor magnitud.

El programa Qué semana! de EL DEBER Radio abordó hoy esta problemática que preocupa a muchos. Y los cuestionamientos aumentan, es Santa Cruz una zona sísmica, qué hacer en caso de un terremoto, se predicen estos movimientos telúricos y quién puede dar la voz de alerta. 

Qué es un temblor?

Gonzalo Fernández, director del Observatorio San Calixto, que estuvo invitado en el programa radial que se emite los sábados, de 8:00 a 12:00, explicó que un temblor es un movimiento de tierra, porque las placas tectónicas provocan vibraciones de diversa intensidad. Lo ejemplificó diciendo que es como si en un bañador con agua se colocaran bolitas de cristal y que si se las moviera, las ondas las desplazarían. No es que se sientan las réplicas, se siente el mismo sismo, aclaró.

Los movimientos telúricos se miden por la escala sismológica de Richter, que es una logarítmica arbitraria que asigna un número para cuantificar la energía que libera un terremoto.

Esta escala que determina la fuerza del temblor va de 2,0 a 6,9, y se las denomina de Richter. Su profundidad va de cero a 400 kilómetros. El movimiento sísmico que recientemente se sintió en Santa Cruz de la Sierra fue 3,4, considerado de mediana intensidad, con una profundidad de 28,3 km.

Puede haber un terremoto en Santa Cruz? 

El director del Observatorio San Calixto explicó que Santa Cruz de la Sierra está situada en un terreno suave y blando, que facilita las expansiones de las ondas de los temblores. Sin embargo, los terremotos no se puede predecir, suceden en el momento menos esperado.

Lo que los observatorios pueden hacer, con la alta tecnología que poseen, es avisar unos segundos antes de que llegue el movimiento sísmico. En algunas ocasiones dicho corto tiempo sirve para que la gente se resguarde y busque rápidamente un lugar seguro.

La falla geológica de Mandeyapecua, de 500 km, que abarca parte de los territorios de Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, es la deformación que tiene la corteza terrestre, que actualmente libera fuerza y presión, pero no se sabe si podrá ocasionar un fuerte temblor.

El movimiento sísmico del martes 28 no esta alineado a la falla de Mandeyapecua, pero se está estudiando su actual accionar, indicó Fernández.

Qué hacer en caso de un sismo mayor

Primero debe haber prevención. Santa Cruz cada vez tiene más edificios altos, de más de cinco pisos. Los proyectos de construcción tienen que ser sometidos a un estudio de sismología, que garantice que sorportarán fuertes movimientos de tierra, que tendrá salidas de escape y toda la infraestructura que la sostiene debe ser fuerte.

Se habla de una cultura sismológica, que prevé  el antes, el durante y el después del terremoto. Como parte de ello está la construcción adecuada de edificios, que involucra a la Sociedad de Ingenieros, municipios y al Gobierno nacional.

Se está elaborando una guía sismoresistente para la construcción de edificios. El ministerio de Obras Públicas está trabajando en ella y debería estar aprobada antes de fin de año, informó el director del Observatorio San Calixto.

"La gente tiene que analizar dónde vive. Si en un edifico o en una casa, si su domicilio está al lado de una construcción grande y pensar qué haría si hay un terremoto. Recorrer todas las instalaciones e identificar los lugares más seguros y de fácil acceso para resguardarse", manifestó Fernández.

Aconseja como parte de la prevención tener una mochila lista en la casa, con una linterna con pilas, un celular con batería cargada, barbijos, copias de sus documentos, un botiquín de primeros auxilios, una lista de teléfonos y direcciones de sus familiares y algunos otros objetos de importancia.

Observatorio San Calixto

Es una institución privada sin fines de lucro que monitorea y vigila la actividad sísmica de todo el país, dependiente de la Compañía de Jesús y situado en la ciudad de La Paz.

Inició sus actividades en 1 de mayo de 1913 y es la entidad que determina la hora oficial de Bolivia. Tiene 16 instalaciones de funcionamiento en diferentes departamentos del país. En Santa Cruz hay dos, en San Ignacio de Velasco y en San José de Chiquitos.