Escucha esta nota aquí

Las palabras de Donald Trump, una vez más, se ven envueltas en la polémica. El presidente de EEUU defendió el uso de la hidroxicloroquina contra el coronavirus, un fármaco no recomendado por las autoridades sanitarias, y lamentó el descenso de su popularidad al decir: "Nadie me quiere".

Pero, ¿por qué lo dijo? La máxima autoridad estadounidense observó la buena imagen del inmunólogo Anthony Fauci, la doctora Deborah Birx y otros científicos del equipo de asesores de la Presidencia contra la emergencia sanitaria desatada por el Covid-19, 

La aceptación de tales profesionales contrasta la aprobación presidencial, que ha perdido varios puntos en las últimas semanas de cara a las elecciones presidenciales que están prevista para el 3 de noviembre de 2020.

“Ellos son muy respetados, pero nadie me quiere, debe de ser mi personalidad”, señaló Trump.

Sobre la buena imagen de Fauci, Trump resaltó que el especialista es parte del gobierno, por lo que su administración también debería tener la misma aprobación.

El lunes, la prensa estadounidense reportó que Trump había anunciado su participación en un partido de béisbol sin haber sido invitado, después de que Fauci hubiera participado en un acto honorífico en un estadio. 

A esto se suman los tuits que exhibe el mandatario, donde replicó una teoría que afirma que el director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas ayudó a impulsar el coronavirus para evitar la reelección del republicano. 

El tema fue reprochado por los internautas y ven que Trump se aleja de la realidad y el trabajo que realiza su equipo.

La voz del mandatario se da en medio de la turbulencia política norteamericana que muestra que el actual mandatario también muestra una baja en las encuestas, donde se exhibe hasta 10 puntos por debajo de su principal contendiente, el exvicepresidente Joe Biden, de acuerdo al reporte de ABC.