Escucha esta nota aquí

Por: RFI

Según el Centros de Control de Enfermedades (CDC), más de 5 millones de personas no se han presentado para recibir la segunda dosis de la vacuna. Para el CDC hay varias razones que explican este desinterés. 

Algunos estadounidenses dicen tener miedo de los efectos de la segunda dosis, que pueden ser más graves que la primera, como fiebre, dolores musculares o de cabeza. Otros dicen que se sienten suficientemente protegidos con una sola dosis y no ven la necesidad de una segunda.

Los funcionarios del CDC también se han dado cuenta de que, en algunos casos, el problema es la disponibilidad de las vacunas. Alguien que ha recibido una dosis de Pfizer, por ejemplo, a veces tiene problemas para encontrar un lugar donde la misma marca de vacuna esté disponible para recibir una segunda dosis.

Después de niveles récord de vacunación, el número de vacunaciones diarias está disminuyendo considerablemente, a pesar de que todos los adultos son ahora elegibles para la vacuna. 

Las autoridades estadounidenses, que ya se enfrentan a las reticencias de una parte de la población, temen que aumente el número de personas que no están totalmente vacunadas. Esto podría poner en peligro el objetivo de la inmunidad de rebaño en un momento en que algunos estados están experimentando un aumento de las infecciones.




Comentarios