Escucha esta nota aquí

El vía crucis es de nunca acabar. Salen de su patria en busca de días mejores, pero la llegada del coronavirus los asfixió, a tal punto que ahora quieren regresar donde saben que casi no hay comida, pero donde está su hogar.

Hasta la fecha, 112.000 migrantes venezolanos regresaron a su tierra natal, empujados por la pandemia, según un informe presentado por David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos.

"El número oficial que hemos registrado, en coordinación con autoridades de la región, es que ya son 112.000 personas las que han retornado a su país desde que empezara la pandemia. Aproximadamente 106.000 lo han hecho desde Colombia, y 6.000 desde Brasil", desglosó Smolansky.

Del mismo modo, dijo que se han detectado al menos 3.000 venezolanos varados por motivos aéreos. "En EEUU hay poco más de 1.000; en España contamos unos 500. Entre Costa Rica y Panamá quedan 600; en Chile, 400, es decir, en países donde necesitan tomar un avión. Aparte, en Santander hay como 40.000 venezolanos varados, intentando ingresar por la vía terrestre, lo que se les ha negado", lamentó.

Según Smolansky, el informe tiene tres componentes muy importantes: el primero es la documentación de todas las amenazas y agresiones de la "dictadura" de Nicolás Maduro desde que empezó la pandemia hasta la fecha, en contra de los venezolanos retornados y aquellos que intentan retornar. En segundo lugar, este informe actualiza los datos de personas venezolanas retornadas y varadas por la pandemia. En tercero, en la conclusión, figuran las recomendaciones de la OEA para garantizar la integridad de estas personas.

Datos oficiales

El estudio también explica que hace exactamente seis meses las fronteras de Venezuela con Brasil, Colombia y el Caribe están cerradas por la pandemia, situación que ha estancado el incremento de refugiados y migrantes venezolanos. 

El informe dice que antes de la pandemia estaban huyendo 5.000 venezolanos todos los días, lo que equivale a 150.000 venezolanos todos los meses. "La pandemia generó una nueva situación a la que desde esta oficina hemos hecho un seguimiento exhaustivo desde el día uno: son venezolanos que han retornado a su país por el coronavirus y son venezolanos que intentan regresar, que se conocen como varados, en el marco de la pandemia", sostuvo.

De acuerdo a cifras oficiales de la OEA y de las Naciones Unidas, hay 5,1 millones de migrantes venezolanos por el mundo. "Es la cifra más grande que se ha registrado en la historia de América Latina y el Caribe. Actualmente somos la segunda población con más desterrados en el planeta, solamente superada por Siria, que ha pasado por una guerra de casi una década. De otra forma se podría decir que los venezolanos somos la primera población de desterrados sin haber padecido una catástrofe natural ni una guerra convencional", lamentó Smolansky.

Anteriormente, la misma oficina de la OEA presentó un informe sobre la realidad de los venezolanos en Bolivia, donde detectaron 10.000 migrantes, el 60% varones y el 40% restante mujeres, la mayoría procedente de Colombia, Perú y Ecuador. Entraron a Bolivia por dos puntos, Guayaramerín y Desaguadero, sobre todo con rumbo a La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

De ese total, hasta 2019, 405 personas eran solicitantes de refugio y 57 fueron reconocidas en calidad de refugiados.

Este año, antes de la pandemia, en marzo de 2020, Smolansky visitó Bolivia para conocer la realidad de sus compatriotas en el país.